El director del IVF, Manuel Illueca
El director del IVF, Manuel Illueca - EFE
Política

El director del IVF solicita comparecer en las Cortes mientras Ximo Puig no concreta cuándo acudirá

El Parlamento autonómico recibe la petición de Manuel Illueca, que explicará la condonación de la deuda a una empresa de la que el presidente de la Generalitat es accionista

VALENCIAActualizado:

La Mesa de las Cortes Valencianas ya ha recibido la petición de comparecencia del director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, ante la comisión de Economía y Hacienda. El responsable del banco público valenciano acudirá para dar explicaciones sobre la quita de la deuda del 70% a Prensa Ibérica con una condonación de 1,3 millones de euros gracias a un decreto aprobado por el Consell. Un hecho tras el cual fue posible la compra del grupo Zeta, propietario mayoritario del periódico Mediterráneo, en el que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tiene acciones.

La cita no podrá ser fijada hasta septiembre, ya que la Cámara no mantiene apenas actividad en este momento y funciona sólo a través de la Diputación Permanente por tratarse de época estival.

Quien sí puede acudir a este órgano equivalente al pleno es el jefe del Consell, Ximo Puig, el cual no ha registrado ninguna petición de comparecencia todavía ni ha concretado cuándo irá al Parlamento a dar cuenta de la operación que le afecta. Aunque ha asegurado que ofrecerá las explicaciones oportunas, el orden del día de la Diputación Permanente del próxio 23 de julio sólo contempla la intervención del titular de Hacienda, Vicent Soler, sobre las discrepancias del Gobierno central con la ley de Presupuestos de la Generalitat y la de Acompañamiento.

A preguntas de los medios, Puig ha tratado de justificar que esas acciones son su único patrimonio. «Si nunca me hubieran despedido, nunca hubiera tenido que cobrar esa indemnización porque hubo en aquel momento una actuación política de persecución y nos echaron a una serie de periodistas que después participamos en la compra del periódico cuando finalmente fue privatizado a través de una sociedad», dijo. A lo cual añadió que nunca fue socio del grupo Zeta y que tampoco tuvo nada que ver en la acción del IVF. «Es una situación en la hay interés mediático y político por desgastar al presidente», indicó.

Por su parte, Illueca señaló en rueda de prensa que la capacidad de la entidad para hacer quitas sobre acreedores en base al decreto del Gobierno no se produjo para perdonar la deuda de Prensa Ibérica. Sin embargo, sí admitió que el acuerdo con el grupo estaba condicionado por ese texto y que a día de hoy la única quita que se ha realizado es la concerniente a este asunto (a la espera, destacó, de otras a la vista).

Sobre si el IVF tenía conocimiento de que Puig era accionista del periódico Mediterráneo, Illueca se desentendió y aseguró que lo desconocía. Aun así, reconoció que el presidente de la Generalitat se interesó por los movimientos y le preguntó «cuánto dinero se nos debe, cómo está la cosa». A lo que él le comentó que el grupo Zeta «estaba mal» y tenía «una situación complicada».