Imagen del muelle al que llegarán los tres barcos - ABC
Sociedad

Aquarius: los tres barcos llegarán de forma escalonada y no se descarta derivar a migrantes a los CIE

La vicepresidenta del Gobierno asegura que los menores se quedarán en la Comunidad Valenciana

VALENCIAActualizado:

Los tres barcos con los 630 migrantes del Aquarius rescatados llegarán al puerto de Valencia con retraso debido a las condiciones meteorológicas. La última previsión es que lo hagan el domingo al mediodía. El atraque se producirá de forma escalonada -en intervalos de entre dos y tres horas- para garantizar la primera atención sanitaria, psicológica y jurídica a las personas que van a bordo.

La zona será, con toda probabilidad, el muelle de cruceros, en la zona 1. La intención trasladada incialmente desde la Generalitat Valenciana era que el centro de operaciones estuviera en la antigua base del equipo Alinghi -lugar simbólico por la celebración de la Copa América-, una decisión que generó desde un primer momento extrañeza en el sector portuario. La Marina, además, acoge este fin de semana varios conciertos.

Los técnicos desaconsejaron esta ubicación para el atraque, dado que el muelle de cruceros está dotado de mayores medidas de seguridad e instalaciones.

[ABC ofrece las primeras imágenes del muelle en el que atracará el Aquarius]

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el jefe del Consell, Ximo Puig, se han reunido este jueves para coordinar toda la organización. En una comparecencia posterior, han detallado que se atenderá de forma «individualizada» a cada persona para ver el estatus que le corresponde adquirir a su llegada a España y se cumplirán los protocolos establecidos en la legislación nacional e internacional.

Calvo ha señalado que a algunos de los migrantes se les derivará al Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) y otros irán directamente a centros de ayuda humanitaria de políticas sociales. Todo ello dependiendo de las condiciones, ya que hay mujeres embarazadas.

Carmen Calvo y Ximo Puig, durante la comparecencia tras la reunión de este jueves
Carmen Calvo y Ximo Puig, durante la comparecencia tras la reunión de este jueves - ROBER SOLSONA

«Estaremos atentos a qué personas piden asilo, a las condiciones por las cuales se otorga e incluso a la figura de protección especial para aquellos que no pueden ser devueltos porque tienen problemas graves y ponen en riesgo sus vidas», ha indicado Calvo, quien ha explicado que deberán pasar una entrevista y la comprobación de los requisitos.

Tras esa primera asistencia sanitaria y psicológica, que corresponde a Sanidad Exterior del Gobierno, con presencia de Policía Nacional, Guardia Civil y Frontex, será el Ministerio del Interior el que atenderá la situación jurídica de cada persona. En una segunda fase, se encargará la Sanidad valenciana.

Protocolo

Respecto a los emplazamientos donde se acogerá durante los primeros días a los inmigrantes, Calvo ha dicho que los menores en principio permanecerán todos en la Comunidad Valenciana -seguramente se les trasladará a Alicante- porque algunos de ellos tendrán que ser identificados, comprobar la edad y si vienen con algún delito cometido contra ellos. Los que estén acompañados irán con sus familias. «No podemos decir a dónde van a ir, hay que preservar sus derechos de intimidad y tranquilidad», ha subrayado la vicepresidenta, quien ha indicado que hay autonomías «de todos los colores políticos», ONG y ciudades a través de la Federación Española de Municipios y Provincias que están dispuestos a acogerlos.

Calvo ha explicado que hay un comité de seguimiento en coordinación con el Gobierno valenciano y que será el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el que estará «en el terreno atento para cualquier reacción cuando lleguen los barcos».

Una de las carpas instaladas en el puerto de Valencia para la llegada del barco
Una de las carpas instaladas en el puerto de Valencia para la llegada del barco - ABC

Tanto la vicepresidenta del Gobierno como el jefe del Consell han pedido que sea una llegada «respetuosa y acogedora» y han hecho hincapié en que no haya presencia de ningún político.

Sobre si Ejecutivo español tiene previsto acoger más naves tras el Aquarius, Calvo ha indicado que «tiene la intención de cumplir como parte de Europa con el compromiso que en su día adoptaron todos los estados europeos»: «Esto no es un problema de España con Italia o con Francia, sino de España consigo misma y de la consideración que pensamos que debe cumplir constantemente por ser Europa».