Junqueras y Puigdemont, en el Parlament
Junqueras y Puigdemont, en el Parlament - EFE

JxS y la CUP inician los trámites para crear las tres leyes de «desconexión»

Las leyes no se aprobarían hasta el final de la legislatura, previsiblemente dentro de 18 meses

BARCELONAActualizado:

Junts pel Sí y la CUP han iniciado hoy los trámites en el Parlament para crear las tres leyes de «desconexión» con el Estado (Transitoriedad Jurídica, Hacienda Pública y Seguridad Social), previstas en la declaración independentista del 9 de noviembre que fue suspendida por el TC.

Ambos grupos han registrado esta tarde las peticiones dirigidas a la Mesa del Parlament para la constitución de las tres ponencias conjuntas para la elaboración de una proposición de ley integral de protección social catalana, una proposición de ley de régimen jurídico catalán y una proposición de ley de la administración tributaria catalana.

«Son los tres pilares para que la república catalana pueda existir. Estamos muy contentos de que se den ya pasos adelante, es la demostración de que estos 18 meses sirven para construir la república catalana, ha dicho el diputado de la CUP Benet Salellas en declaraciones a los medios después de que fueran registradas las peticiones. «Son las leyes que, si siguen adelante, regularán aspectos importantísimos de la república catalana: los ingresos, gastos y el marco jurídico que debe regular todo esto», ha agregado

Pese a que la tramitación haya empezado a cobrar forma, la portavoz parlamentaria de Junts pel Sí, Marta Rovira, ya precisó en su día que estas leyes no pasarían por el pleno del Parlament hasta dentro de 18 meses, coincidiendo con el final de la la legislatura y la declaración de independencia prevista en la hoja de ruta de JxSí y la CUP.

Los grupos solicitan así que la ponencia de ley de protección social catalana se constituya en el marco de la Comisión de Trabajo del Parlament; la de régimen jurídico catalán, en la Comisión de Gobernación; y la de administración tributaria catalana sea asumida por la Comisión de Economía y Hacienda.

Además, han propuesto también que las ponencias sean de ponencia conjunta, para «partir sin apriorismos» y ningún texto inicial sobre la mesa, y que permita así que todos los grupos «partan de cero en la redacción del proceso legislativo» y sea un mecanismo «lo más amplio posible para no despertar recelos en ningún grupo».

También la nomenclatura escogida para bautizar las ponencias busca esquivar una posible impugnación del Estado, ya que, como ha explicado Salellas, «este Parlamento tiene iniciativa legislativa en relación a una administración tributaria, una protección social integral de sus ciudadanos y al régimen jurídico aplicable a Cataluña».

«Si el propio Estado, a partir de aquí, quiere eliminar la capacidad legislativa de este Parlament, evidentemente será un ataque frontal a las instituciones catalanas. Y reaccionaremos con una respuesta de la misma magnitud, calibre y contundencia», ha avisado el diputado de la CUP.