Manifestación independentista en Gerona
Manifestación independentista en Gerona - EFE

La ANC lamenta la fragmentación del independentismo y amenaza con subir el tono ante los partidos

Acusa a las formaciones de luchas «partidistas» en detrimento de la causa independentista

BarcelonaActualizado:

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, considera que el independentismo pasa por momentos de desunión, crisis y desconcierto. En una carta dirigida a las bases del movimiento ha advertido de que la entidad que preside aumentará su «tono de exigencia» con los partidos políticos independentistas. La misiva, titulada «Carta abierta al independentismo de base», asegura que se trabaja para dar esperanzas al independentismo tras reconocer que los momentos de crisis «se repiten cíclicamente» desde hace meses.

Paluzie señala algunas de las debilidades actuales que considera que tiene del proceso soberanista, entre ellas, el «partidismo» de las fuerzas independentistas en sus pactos locales. También critica específicamente el pacto de Junts per Catalunya (JpC) con el PSC en la Diputación de Barcelona. «Con los pactos de la semana pasada hemos comprobado de forma muy cruda el regreso al partidismo y la disputa por espacio de poder autonómico y local, llegando al extremo de ceder el liderazgo de algunos de estos espacios al PSC», concluye en alusión a la Diputación.

Ante este escenario, avisa de que la ANC aumentará su «tono de exigencia» con los partidos para que prioricen el objetivo de la independencia y abandonen las luchas partidistas. No obstante, garantiza que mantendrán las relaciones con estos porque lo consideran indispensable. Así, Paluzie recuerda que recientemente ya se han manifestado contra ERC y JpC como un toque de atención por sus pactos locales con el PSC, pero señala que quieren seguir relacionándose con ellos porque lo ven clave para cultivar la unidad independentista.

La diada, momento clave

La Assemblea también recuerda que se ha vuelto a convocar una manifestación para el 11 de septiembre de este año, que tiene que servir para interpelar a los partidos recordándoles que «el objetivo es la independencia». «No es una manifestación más, es la manifestación más difícil de todas las que hemos hecho hasta ahora, nos jugamos que los partidos independentistas cumplan con su compromiso con el país y evitar que el independentismo se quede adormecido durante años», expone Paluzie. Así, pide a los ciudadanos que hagan suya la marcha de la Diada como nunca con el objetivo central de «alzar la voz para recuperar el objetivo de la independencia y para que se trabaje para la unidad de acción» para conseguirla.