EL líder del Partido de los Socialistas de Cataluña, Miquel Iceta EFE

Iceta denuncia cincuenta ataques al PSC en 2017

El líder de los socialistas catalanes considera que es la evidencia de que en Cataluña hay «sectores violentos»

BARCELONAActualizado:

El líder del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), Miquel Iceta, ha denunciado hoy que su partido ha contabilizado, a lo largo de 2017 y en lo que va de año, cincuenta agresiones a sus sedes, en forma de pintadas amenazadoras, como por ejemplo una en la que se leía «nunca más dormiréis tranquilos», o cristales rotos.

«Es la evidencia de que en Cataluña hay sectores violentos que no aceptan que haya opiniones distintas a las suyas, que pretenden imponer sus ideas sobre la base de coaccionar a quienes no las comparten», ha considerado Iceta en declaraciones a Antena3.

El líder socialista ha lamentado que haya concejales que «se sientan señalados» o comercios con pintadas por ser de personas socialistas, «como diciendo que aquí no compréis». «Son comportamientos que habíamos condenado y sufrido a distancia en el País Vasco y, por desgracia, ahora algunos parecen querer reproducir en Cataluña», ha explicado.

Ha declarado que no hay leyes preparados para la situación en Cataluña: «Aquí ha habido una subversión desde la propia institución contra los fundamentos de esa propia institución, por lo que ajustar los tipos penales a lo que ha pasado no es sencillo».

Un delito de sedición

Asimismo, ha admitido que es posible que lo ocurrido encaje más en un eventual delito de sedición, que habla de «intentar romper España y vulnerar la Constitución», lo que era el objetivo de los independentistas, según Iceta. Sin embargo, ha descartado que la actuación de los Comités de Defensa de la República (CDR) sea «terrorismo».

Por último, ha calificado de «un poco imprudente» al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por decir que no se utilizó dinero público para el referéndum independentista del 1 de octubre, pero ha considerado que deberá ser el juez quien establezca si se ha producido una desviación de fondos públicos.