Operarios, trabajando este mediodía en el banco expropiado
Operarios, trabajando este mediodía en el banco expropiado - ÍNÉS BAUCELLS

El banco expropiado se blinda ante nuevos asaltos

Los okupas anuncian que no convocarán más manifestaciones para no perjudicar a los comerciantes y avisan de que seguirán intentando reokuparlo

BARCELONAActualizado:

Gracia lleva tres días de calma después de que el pasado sábado se celebrara el último acto reivindicativo del colectivo okupa para defensar el banco expropiado. El barrio intenta volver a la normalidad, tras dos semanas de disturbios y de afectaciones para vecinos y comerciantes.

El conflicto, sin embargo, no está zanjado ni olvidado. Este mediodía, a las puertas del local desalojado de Travessera de Gràcia, unos operarios han llevado a cabo actuaciones para reforzar las protecciones, unos trabajos encargados por los propietarios del local. Varias patrullas de los Mossos d'Esquadra estuvieron custodiando a los operarios durante su trabajo.

En concreto, se han instalado unas nuevas placas metálicas grises encima de las que marrones que han tapiado el local durante los últimos días y que días atrás el colectivo okupa intentó abrir. Además, los propietarios añadieron la semana pasada una alarma en el interior del local.

Desde el Ayuntamiento, por su parte, siguen a la espera de que la situación quede totalmente tranquilizada y pueda encontrarse una solución al conflicto. Fuentes del consistorio recordaban esta mañana a ABC que la propiedad era privada y que los técnicos municipales no pueden hacer mucho más que mediar.

El colectivo avisa: no habrá más manifestaciones

Por otro lado, el colectivo de okupas han anunciado hoy que no convocarán más manifestaciones para no perjudicar más a los comerciantes. "Por el momento no convocaremos ninguna manifestación en Gràcia. A pesar de que ésta sea imprescindible para volver a entrar en el Banc Expropiat, no es nuestro objetivo que para ello haya comercios que no se vean con la tranquilidad de abrir", aseguran en un comunicado.

En la misma línea, el colectivo ha recordado que "continuaremos con los puntos informativos y las actividades en la puerta del Banc Expropiat". Además, han añadido que "hay sectores interesados en utilizar lo que está pasando en Gracia estas semanas como un frente más de la actual o de futuras campañas electorales".

Además, el colectivo explica que se reunirá "con los diferentes colectivos y organizaciones de Gracia para establecer una estrategia más amplia contra la gentrificación, la especulación y la masificación turística, que son los problemas reales que hay de fondo en este conflicto", según recoge Efe.

"No permitiremos que se utilice el Banc Expropiat como cortina de humo de los problemas reales de Gràcia, al contrario, utilizamos el Banc Expropiat como una palanca para solucionarlos", concluye el comunicado.