La consejera Alba Vergés durante la sesión en el Parlament
La consejera Alba Vergés durante la sesión en el Parlament - EFE

Cataluña impulsará su propia ley de eutanasia y suicidio asistido

Si llega a aprobarse, la normativa autonómica chocará con el Código Penal Español

BarcelonaActualizado:

Cataluña impulsará una ley catalana de eutanasia y suicidio asistido, elaborada por consenso entre los grupos parlamentarios, que regulará «cómo» se aplica y en qué circunstancias, a la vez que seguirá promoviendo en el Congreso la despenalización.

Lo ha anunciado hoy en declaraciones a los medios la consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, tras la sesión de control del Parlament al Ejecutivo catalán. Vergés ha avanzado que convocará en los próximos días la Mesa de fuerzas políticas para empezar a acordar la normativa y el procedimiento que será utilizado para su tramitación, tanto en el Parlament como en el Congreso de los Diputados, informa Efe.

Según la titular de Salud, Cataluña tiene competencias para legislar sobre el «cómo» se aplica la eutanasia, los procedimientos, circunstancias y lugares, puesto que dispone de las competencias sanitarias y de gestión de los centros hospitalarios, pero «choca una vez más» con el Código Penal español, «que sigue penalizando derechos».

Decreto de Voluntades Anticipadas

«Cataluña siempre ha sido pionera en el reconocimiento de derechos», ha subrayado la consellera Alba Vergés, que ha recordado que fue la primera en aprobar el Documento de Voluntades Anticipadas (DVA) y hoy en día hay cerca de 93.000 personas que lo han suscrito desde junio de 2002.

«Debemos afrontar el tabú de la muerte, teniendo presente el miedo al sufrimiento», ha señalado Vergés, antes de añadir que «morir es inevitable pero sufrir no lo es» y, al mismo tiempo, advertir que «criminalizar la eutanasia es penalizar el sufrimiento».

Vergés ha recordado que en 2017 el Parlamento catalán ya aprobó una ley parecida a la que ahora se desea impulsar con los votos favorables de todos los grupos menos los del PP y la abstención de Ciudadanos (Cs).

Esta ley catalana llegó hasta el Congreso de los Diputados pero su tramitación se detuvo, también por el rechazo de PP y Cs, lo que no ha hecho desistir a la Generalitat de su empeño por legislar para procurar «una muerte digna» y despenalizar la eutanasia.

Vergés ha considerado urgente conseguir ambos objetivos para evitar que tengan que publicarse otros vídeos como el dado a conocer por el suicidio asistido de María José Carrasco, una enferma terminal que puso fin a su vida con la ayuda de su marido, Ángel Hernández.