Alberto Villagrasa - TRIBUNA ABIERTA

La realidad virtual de Pisarello

Para Pisarello la derecha siempre ha servido como excusa para intentar tapar sus responsabilidades

Alberto Villagrasa
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El diputado por Barcelona por la coalición “Comú Podem-Guanyem el Canvi” (creo que no me dejo ninguna coalición más en el nombre…) Gerardo Pisarello hace muestra una vez más de su irresponsable demagogia. Hace unos días afirmó que los problemas de seguridad que hay en Barcelona son una invención del presidente del PP Pablo Casado. Para los que ya conocemos a Pisarello esto no es nuevo. En el pasado mandato en el Ayuntamiento de Barcelona, siendo él Teniente Alcalde de la ciudad, ya vomitó este argumento para negar lo que estaba pasando en Barcelona. En ese momento decía que los problemas de seguridad eran un invento de la derecha, un invento de la oposición. Mientras soltaba esta barbaridad, su propia encuesta de victimización realizada por el consistorio barcelonés daba un resultado del 25,6% de victimización en Barcelona, el segundo resultado más alto de toda la serie histórica de esta encuesta desde los años 80’. Pero daba igual, para Pisarello la derecha siempre ha servido como excusa para intentar tapar sus responsabilidades.

Los graves problemas de seguridad que tiene Barcelona no se pueden negar. La evidencia viene dada tanto por la propia realidad del día a día como por los datos que tanto desde Mossos d’Esquadra como desde el Ministerio del Interior se van presentando ante la opinión pública. E incluso hasta las propias encuestas del Ayuntamiento de Barcelona así lo reflejan. Que un responsable político como Pisarello niegue la realidad de esta forma tan populista como absurda solo puede tener las siguientes explicaciones: la primera, que quiera negar la realidad para no asumir que su partido ha fracaso en esta materia en la ciudad de Barcelona; puede ser que sea consciente de su mentira y el negar este gravísimo problema lo único que demuestra es que es un político de una gran irresponsabilidad y que es de poco fiar; también pude ser que forme parte de sus complejos ideológicos a la hora de hablar de seguridad; o puede ser que Pisarello viva en su propia realidad virtual y en un mundo imaginario que sólo él percibe. Sea cuál sea la explicación, sus afirmaciones no tienen ni sentido ni credibilidad.

Pisarello puede decir que no está de acuerdo con las propuestas de Pablo Casado; puede decir que no comparte las soluciones de otros partidos; pero lo que no puede negar es una realidad que son los 13 muertos con violencia que se han dado en lo que llevamos desde 2019 en Barcelona, no puede negar las continuas imágenes de peleas callejeras con palos y cuchillos que vemos por los medios de comunicación y no puede negar las frías y malas estadísticas que tiene la ciudad en materia de seguridad. Lo que sí que no ha hecho Gerardo Pisarello es plantear alguna solución o alternativa. Niega la realidad diciendo que todo es mentira y que lo que pasa en Barcelona se lo inventa la derecha (13 muertos no se inventan señor Pisarello); pero lo que sí es una realidad es que tanto en su etapa de concejal en Barcelona como ahora que es diputado en el Congreso, no ha presentado ni una solo propuesta ni una sola opinión para explicar cómo él cree que se puede mejorar la situación de inseguridad de la capital catalana.

Por desgracia, no es de extrañar que habiendo tenido estos cuatros años dirigentes en el Ayuntamiento de Barcelona como Pisarello, ahora Barcelona esté como está con los problemas de convivencia y seguridad. La negación de la realidad por parte de Pisarello no ayuda en nada a los responsables municipales que ahora les corresponde a trabajar y a buscar soluciones a este gran problema.

ALBERTO VILLAGRASAes experto en seguridad ciudadana y exdiputado del PP en el Parlament

Alberto VillagrasaAlberto Villagrasa