Los seis participantes del Foro, en el Hotel Enara de Valladolid
Los seis participantes del Foro, en el Hotel Enara de Valladolid - Fotos: F. HERAS
Salud&Sociedad

El reto de comprar saludable

Comer bien para vivir más y mejor. Ese es el objetivo del consumidor actual, que necesita más información para completar su alimentación. Así lo ven los expertos en el Foros sobre Consumo organizado por ABC

ValladolidActualizado:

A pesar de que la información está al alcance de todos los ciudadanos e, incluso, en ocasiones llega en exceso, los consumidores siguen sin tener unos hábitos lo suficientemente saludables, entre otras cosas porque no reciben la suficiente formación. Se impone, no obstante, la calidad al precio a la hora de hacer la compra. Así se puso de manifiesto en el Foro sobre Consumo de ABC que reunió a seis expertos en la materia con los que se debatió sobre la forma de hacer la compra. En el encuentro participaron la directora general de Comercio y Consumo de la Junta de Castilla y León, Irene Núñez; la directora de Relaciones con las Asociaciones de Consumidores de Mercadona, Clara Medina; el presidente de la Confederación de Consumidores y Usuarios; Fernando Móner; el presidente de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (Fuci), Gustavo Samayoa; el vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Usuarios y Consumidores Europeos (Cauce), Juan Moreno, y el responsable jurídico de la Unión Cívica Nacional de Consumidores y Amas de Casa (Unae), Manuel Martín. Con todos ellos se analizaron las nuevas tendencias de compra.

Como asignatura

Los seis ponentess coinciden en que los consumidores españoles no cuidan tanto su alimentación como pudiera parecer debido, según Móner, a que «no hemos recibido la suficiente información sobre hábitos saludables». A su juicio este asunto debería ser una asignatura desde los tres a los 16 años porque «en un 15% es culpa nuestra, pero el resto hay que achacarlo a la falta de formación». Samayoa apunta en este sentido que ya son muchas las actividades que están llegando a los colegios, pero entre los adultos esa carencia es más difícil de cubrir. «Queda mucho por hacer», asegura, y añade otro dato preocupante como es que los más jóvenes, en lugar de recurrir a las etiquetas, optan por internet «y eso siempre es peligroso».

Tres de cada diez consumidores reconocen no mantener una dieta saludable. De hecho, cae el porcentaje, del 75 al 68 por ciento, de quienes creen que sus hábitos lo son

De hecho, añade Martín, sorprende que mientras que la obesidad infantil sigue en aumento, España es el país más longevo. «Hay una desconexión generacional, por eso tenemos que llegar a las nuevas generaciones y enseñarlas no sólo a comer sino también a apreciar los alimentos y sus cualidades», apunta, convencido de que «hay que volver a los orígenes y no sólo sumar calorías, azúcares o grasas, sino también saber apreciar los productos frescos y sus cualidades». Clara Medina también cree que puede faltar información porque «el consumidor cambia muy rápidamente», pero quiere dejar muy claro que «no se puede hablar de alimentos buenos o malos sino de la frecuencia con la que se consumen, por eso es muy importante la información», sobre todo, añade, porque «mucha gente no sabe lo que es un hábito saludable».

«De serie»

Prueba de ello, añade Moreno, es que el 68 por ciento de los consumidores considera que tiene hábitos alimenticios saludables, según la encuesta sobre Hábitos de Consumo 2018, pero luego cuando se pregunta por la ingesta concreta de alimentos «los datos ya no son tan buenos», apostilla Medina. De hecho, el porcentaje era el pasado año superior (75%) pero, lo más grave, es que la población entre 18 y 35 años es la que más carne y productos de charcutería consume a diario y la que menos en pescadería, frutas y verduras y lácteos. Además, ha aumentado el consumo de alimentos procesados. Manuel Martín apostilla que lo lamentable de la situación es que «tenemos la idea de que la dieta mediterránea la llevamos de serie», cuando hay que practicarla además de conocerla.

Clara Medina, directora de Relaciones con las Asociaciones de Consumidores de Mercadona, Clara Medina
Clara Medina, directora de Relaciones con las Asociaciones de Consumidores de Mercadona, Clara Medina

Irene Núñez coincide en este planteamiento porque «sabemos lo que es saludable, pero no actuamos en consecuencia» sobre todo en la franja de edad más joven, pero lo curioso es que cuando se es mayor se vuelve a la dieta. En cualquier caso, «no hay que ser tan catastrofista porque el consumidor tiene mucha información, a veces demasiada y aunque tengamos una percepción negativa, hemos mejorado mucho». Y en el caso de los niños, a su juicio, no hay que olvidar el sedentarismo que padecen. Medina también cree que, «estamos mejor que hace años, aunque todavía no estamos bien y para eso la industria y la distribución trabaja día a día por mejorar sus productos». En este punto, Móner explica cómo en la sociedad actual, «nos vamos a volver longevos crónicos así que lo que ahora preocupa es bajar las dependencias, algo que se consigue con los hábitos saludables», por lo que apuesta por la «reformulación de los productos», es decir, por que se reduzcan las cantidades de elementos como, por ejemplo, los azúcares.

Los ciudadanos de Castilla y León, junto con los de Galicia y La Rioja, consumen pescado entre dos o tres veces por semana

El debate surge entonces alrededor de la alimentación de los niños, aspecto en el que se destaca la importancia de servir de ejemplo a los más pequeños e involucrarlos en las buenas prácticas alimenticias. Y es que, según Moreno, el consumo saludable de los menores tiene que ser en todos los ámbitos: hogar, colegio y ocio.

Irene Núñez, directora general de Comercio y Consumo
Irene Núñez, directora general de Comercio y Consumo

En el segundo, el control cada vez es mayor y se conoce la composición de todos los menús, si bien es verdad que todo es mejorable. Como también es cierto que «a medida que se envejece se eligen mejor los alimentos», señala Martín, para quien no hay que olvidar que «el mejor suplemento es una buena alimentación». En este punto Samayoa asegura que hay que tener muy presente que «tiene que ser el médico el que indique las pautas», siempre sobre la base de que «cada persona tiene unas necesidades diferentes y es el consumidor el que decide», añade Clara Medina. En este sentido, Moner se refiere al «envejecimiento activo» y a como las personas mayores compran mejor, como lo demuestra el hecho de que los jóvenes consumen muchos más alimentos congelados. Móner advierte de las «miles de dietas sin criterio científico a las que se puede acceder». De ahí que para Moreno sea vital aumentar la información y la formación, y pone como ejemplo la tendencia a consumir productos sin lactosa aunque no se tenga esa intolerancia. Para Samayoa, ésa es la clave, «el estar bien informado y formado porque lo que preocupa es la desinformación y la falta de rigor».

La calidad, lo primero

Lo cierto es que a pesar de todo, los seis expertos coinciden en que «comemos muy bien», sobre todo si nos comparamos con el resto de países europeos. Es más, en los hábitos de los consumidores, la calidad se impone este año sobre el precio, ya que para un 17 por ciento de los encuestados el factor determinante para realizar una compra es la cercanía del establecimiento, seguida por la calidad, en un 16 por ciento, y el precio, en un 13.

La población entre 16 y 35 años es la que menos fruta toma a diario

El pasado año estos dos factores estaban igualados y en el ejercicio actual les separan tres puntos. Además, los consumidores afirman decantarse masivamente por los productos de calidad (en un 44% de los casos), en un 25 por ciento se imponen las preferencias personales y en un 23 el precio, mientras que el tipo de marca apenas es apreciado como factor decisivo de compra (2 por ciento). Para Manuel Martín esa preocupación por la calidad puede tener que ver con «el comer distinto y el gusto por la gastronomía».

============Es05 Entrad Cab 20 (131686081)============

Más formación para mejorar los hábitos

Comer bien para vivir más y mejor. Ése es el objetivo del consumidor actual, que necesita más información para completar su alimentación. Así lo ven los expertos

============G05 Pie foto (131685918)============

Los seis participantes del Foro, en el Hotel Enara de Valladolid

============Js00 Sumario (131686080)============

El consumidor prefiere ir andando a hacer la compra

============Js00 Sumario (131686078)============