Estado en el que quedó la planta calcinada de Ornua, en Ávila
Estado en el que quedó la planta calcinada de Ornua, en Ávila - EFE
Sociedad

Ornua será declarada de «especial interés» para su rápida reconstrucción

Junta, Ayuntamiento y Diputación creen que «no cabe otro escenario» que una nueva planta

ValladolidActualizado:

Con los rescoldos aún vivos del incendio que en la madrugada del sábado al domingo consumió la planta láctea de Ornua en Ávila, administraciones, empresa y trabajadores se pusieron ayer manos a la obra para la «reconstrucción cuanto antes» de la fábrica. Las instalaciones en el polígono de Vicolozano, reconoció la multinacional irlandesa, han quedado «seriamente dañadas» y para ellas que no cabe otra opción que hacer una nueva factoría que sustituya a la levantada en 1998.

Para que las máquinas comiencen a funcionar «en el menor tiempo posible», la Junta confirmó ayer su intención de declarar el proyecto «de especial interés» -como ocurrió con otros siniestros como los Campofrío o Embutidos Rodríguez-, de modo que todos los plazos de concesiones administrativas y licencias «se reducen a la mitad», destacó el director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria de la Junta de Castilla y León, Jorge Morro, tras mantener en Ávila una reunión para analizar la situación. También el Ayuntamiento, confirmó su alcalde, José Luis Rivas, dará «prioridad» a las licencias, para que sea una realidad «lo más rápido posible».

El director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria, Jorge Morro, y la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Amparo Sanz, mantienen una reunión con los empresarios de la fábrica Ornua
El director general de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria, Jorge Morro, y la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Amparo Sanz, mantienen una reunión con los empresarios de la fábrica Ornua - EFE

Junto a los trabajos para «que no sea una mera reconstrucción, sino que vuelva a la actividad de forma más eficiente, competitiva y moderna», la atención está puesta también en los aproximadamente 120 empleados (110 fijos y 10 temporales) que de la noche a la mañana se han quedado sin trabajo. Se pretende que «puedan volver a su puesto en las mejores condiciones», pero también que hasta que llegue ese momento «noten lo menos posible en su día a día» la falta de actividad. En este sentido, recordó Morro, existen mecanismos tanto por parte del Estado como de la Junta «para dar respuesta y hacer frente a las necesidades más imperiosas del día a día». Además, tanto el Ayuntamiento de Ávila como la Diputación se comprometieron a aportar un «complemento», dentro de sus posibilidades y medios, a los empleados.

Y también insistencia en el mensaje de «tranquilidad» a los ganaderos que surtían a la planta abulense para realizar mozzarela y quesos fundidos. Nueve de Castilla y León, que el año pasado suministraron 4,5 millones de litros, el 78% de lo que la firma recoge en España. Ya desde el domingo por la mañana su producto se está derivando a otras fábricas y «vamos a asegurar que no quedan litros sin recoger», subrayó Morro, de modo que la que no pueda ser absorbida por plantas a las que derive Ornua su producción llegue a otras. Una cuarta pata son los clientes -el principal es Telepizza-, cuya única fábrica en España era la de Ávila.

«Plan de continuidad»

«Nos ha tranquilizado» lo transmitido ayer por el responsable de la empresa, señaló el director general de Competitividad, pues ya desde el primer momento tienen en marcha «soluciones» que les permitan mantener los compradores. La propia firma, a través de un comunicado, señaló que «como parte de su plan de continuidad de su negocio, los clientes serán servidos desde otras plantas de Ornua», con presencia en todo el mundo.

En base a estos datos y las conversaciones mantenidas ayer con los responsables de la multinacional en España, Jorge Morro aseguró que «nos traslada que no cabe otro escenario» que no sea la reconstrucción. De hecho, es el «único» que barajan tanto la Junta como el Ayuntamiento y la Diputación, que desde el principio trabajan de manera «coordinada» para ello.

«Desgraciadamente» la experiencia de otros sucesos similares marca el camino y garantiza un protocolo de respuesta, con una «batería» de medias en diferentes ámbitos que incluyen desde ayudas a fondo perdido para la reconstrucción, de financiación, complemento salarial para personas en desempleo por situaciones de fuerza mayor o de gestión individualizada para los trabajadores.

Ayudas desde Europa

Aunque, por el momento, no hay plazos estimados para que de nuevo vuelva a funcionar la fábrica, mientras se siguen investigando las causas del incendio que la devoró.

En el ámbito político, a las muestras de apoyo de los diferentes partidos se sumaron ayer las iniciativas de IU para que se haga todo lo necesario para retomar la actividad o la del eurodiputado del PP Agustín Díaz de Mera de emprender acciones en el Parlamento Europeo para promover ayudas comunitarias para «paliar en parte la catástrofe» de Ornua.