F. HERAS

Prisión provisional para los dos dueños de la funeraria El Salvador por la estafa de los ataúdes

El juez ha decretado la libertad con cargos para el resto de los implicados en la trama de la funeraria vallisoletana

ValladolidActualizado:

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha acordado el ingreso en prisión de dos de los propietarios de la funeraria El Salvador y acordado la libertad para el resto de los quince detenidos en la operación por presuntas prácticas irregulares en la empresa con la estafa de los ataúdes.

En concreto, el Juzgado ha acordado la prisión provisional comunicada y sin fianza del dueño, y la prisión provisional eludible bajo fianza de 800.000 euros de su hijo, han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Los quince detenidos son investigados en una causa abierta por delitos continuados de falsedad y estafa, delito contra la hacienda pública, blanqueo y organización criminal. Se trata de una calificación jurídica genérica y provisional. Las diligencias que se practiquen a lo largo de la instrucción judicial permitirán esclarecer la participación de cada uno de los investigados en los hechos y, en función de ello, la concreción de los posibles delitos.

Las diligencias tienen su origen en 2017. En el marco de esta investigación, el pasado jueves la Policía Nacional practicó por orden judicial siete entradas y registros en domicilios particulares y empresas de la capital y de la localidad de Santovenia de Pisuerga.

La investigación ha destapado una estafa que se cree que desde 1995 y hasta 2015 se pudo haber realizado de forma reiterada en los crematorios de El Salvador, donde llegaba el cuerpo en el ataúd de alta calidad que pagaba la familia y le cambiaban a uno más barato con el que era incinerado, reutilizando el caro para otros clientes, así como las coronas mortuorias y los centros de flores, que tampoco acompañaban a los fallecidos, sino que se devolvían al tanatorio para revenderlos.