ABC
Salud&Sociedad

Lactancia materna: el mejor alimento para el bebé

Junto a los propios nutrientes, la leche de la madre cuenta con factores biológicos no reemplazables por las fórmulas industriales

Actualizado:

Dar el pecho o no es una de las primeras decisiones a las que debe enfrentarse una madre ante la inminente nueva responsabilidad de criar a un recién nacido. Las opiniones están enfrentadas en este terreno en función de las circunstancias y/o preferencias de cada progenitora. Pero si lo que se pregunta es si la leche materna es mejor alimento que la leche artificial, las respuestas empiezan a tener menos opciones. Ante esta disyuntiva, para María Samaniego, médico y directora del Banco de Leche de Castilla y León, la respuesta es absolutamente contundente: «La leche materna es el mejor nutriente para los bebés».

Recientemente se ha celebrado la Semana Mundial de la Lactancia, donde se han desarrollado diversas actividades orientadas al fomento de la lactancia materna promovidas desde la Junta de Castilla y León. El Gobierno regional ha querido así recordar la importancia de esta práctica como pilar básico para la salud infantil, pues no sólo aporta los nutrientes necesarios al niño sino que también lo protege frente a enfermedades graves en sus primeros meses de vida. Con este motivo, la administración invierte esfuerzos para que las familias tengan acceso a información objetiva y coherente, además de mejorar la formación de los sanitarios a la hora de facilitar el proceso de lactancia en las nuevas familias.

A los propios beneficios naturales como alimento nutriente, María Samaniego, añade «otros componentes como células u hormonas de crecimiento que intervienen directamente en factores biológicos que no son alcanzables por las fórmulas artificiales industriales».

La lactancia materna incluye, entre otros beneficios, un mejor desarrollo cerebral, visual o la prevención de infecciones en los menores, «junto a la reducción de los factores de riesgo cardiovascular y de obesidad en edades más avanzadas», afirma esta sanitaria.

A las proteínas, grasas e hidratos de carbono, todo ello producido de manera totalmente natural, se añade además otra ventaja, «y es que este alimento va evolucionando en función de la demanda biológica en el crecimiento del bebé garantizando los aportes necesarios en cada etapa».

Por el contrario, los productos industriales tan sólo discriminan, actualmente, entre las etapas por debajo de los seis meses y en adelante, «por lo que podemos decir que la oferta alimentaria en ningún caso puede ser comparada», asegura Samaniego, quien no olvida los propios beneficios que obtienen las madres, «como la prevención en enfermedades cardiovasculares, osteoporosis, artritis y cánceres de mama y ovarios».

Posibles tóxicos

Uno de los nutrientes que se obtiene de manera natural de la leche materna es el ácido palmítico, «esencial para el desarrollo del sistema nervioso del bebé». Recientemente, los alimentos procesados con aceites de palma se han visto envueltos en una polémica al poder representar un peligro para la salud del consumidor. «Las fórmulas aritificiales de leches para bebés tratan de suplir este ácido, y en estos casos lo que se debe garantizar es que el proceso y el origen del mismo cumple con las normativas y no es tóxico», explica, «algo que está garantizado si se opta por la lactancia materna».

El ácido palmítico es esencial para el desarrollo del sistema nervioso

En aquellos casos, como pueden ser bebés prematuros, donde se precisa de la ayuda externa, la Junta de Castilla y León impulsó la creación del Banco de Leche en el año 2015 con el objetivo de poder proporcionar leche materna como el mejor alimento para garantizar la viabilidad de los neonatos. «La idea sobre la que se ha construido este proyecto es poder donar leche a todo los hospitales regionales que cuenten con unidades de Neonatología con cuidados intensivos», explica María, «aunque actualmente sólo estamos operando en la propia sede del Banco, que está ubicada en el Hospital vallisoletano Río Hortega».

Hasta la fecha, han sido casi 100 las mujeres que se han convertido en donantes de leche, y actualmente el Banco cuenta con 15 madres en activo. «Contamos con suficientes recursos por lo que en breve comenzaremos a proporcionar leche a un nuevo hospital», adelanta su directora.