Celebración del toro enmaromado en Benavente (Zamora)
Celebración del toro enmaromado en Benavente (Zamora) - ICAL
Festejos

3.000 euros de multa por agarrar del rabo al toro enmaromado de Benavente

La nueva ordenanza fija sanciones y crea la figura del colaborador taurino para velar por eld esarrollo del festejo

ZamoraActualizado:

Agarrar al toro por el rabo, utilizar una camiseta o un paraguas a modo de capote para provocar el arranque del astado o realizar quiebros o recortes que pongan en peligro la integridad del animal durante la carrera son conductas que en la celebración del toro enmaromado de Benavente de este año pueden ser sancionadas con multas de entre 1.501 y 3.000 euros.

La ordenanza municipal que por primera vez regulará el desarrollo de este festejo taurino tradicional, en la que se contemplan distintos tipos de sanciones por incumplir las normas de la carrera del toro, recibió en la última semana el visto bueno del pleno del Ayuntamiento de Benavente y en los próximos días será publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Zamora. De esa forma, la regulación se podrá aplicar ya este año durante la celebración del festejo taurino que se desarrollará el 30 de mayo, la víspera del Corpus.

Entre las sanciones previstas por la normativa municipal se fijan tres grados, las muy graves, las graves y las leves. Entre las primeras figura la prohibición de llevar mochilas, cámaras o micrófonos para grabar en vídeo o tomar fotografías de la carrera del toro enmaromado desde dentro de la zona acotada para su celebración, con el fin de que con ello no entorpezca el festejo o ponga en riesgo la seguridad de los corredores. Eso sí, la ordenanza establece como excepción la toma de imágenes y vídeos por parte de los profesionales acreditados.

En otro apartado, la regulación municipal advierte de que podrán ser responsables de sanciones quienes difundan sin autorización las imágenes y vídeos del Toro Enmaromado para «dañar o perjudicar la imagen del festejo taurino».

Se considera falta leve, con sanciones de entre 100 y 750 euros, el colarse en la zona de gradas de pago o el espacio habilitado para la prensa a la salida del toro enmaromado, así como acceder a los toriles sin permiso. Entre las faltas graves figuran tocar al toro o arrojarle objetos que puedan causarle molestias durante la carrera, entorpecer el paso de los vehículos y el personal de emergencias o citar o saltar al toro cuando ello provoque la interrupción normal de la carrera.

Sin hostigar

Como faltas muy graves, aparte de las mencionadas anteriormente, se tipifica el hostigar al animal a la entrada de la zona en la que será sacrificado, permanecer en el recorrido en estado de embriaguez o bajo los efectos de las drogas, deteriorar gravemente las instalaciones de protección de los recintos taurinos o sabotear las medidas de seguridad. La ordenanza establece la figura del colaborador taurino, que se encargará de velar por el buen desarrollo de la carrera y evitar el maltrato al astado.

El alcalde de Benavente, Luciano Huerga, destacó que aunque el toro enmaromado tiene cinco siglos de tradición es la primera vez que su desarrollo se regula por escrito con el fin de proteger tanto al toro como a los corredores.