Los Reyes con la Princesa y la Infanta Sofía, el pasado verano en los jardines de Marivent
Los Reyes con la Princesa y la Infanta Sofía, el pasado verano en los jardines de Marivent - ÁNGEL DE ANTONIO

Los Reyes y sus hijas se trasladan a Marivent

Don Felipe, Doña Letizia, la Princesa y la Infanta Sofía se instalan este fin de semana en Mallorca mientras que Don Juan Carlos ha suspendido su viaje por consejo médico

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los Reyes y sus hijas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, tienen previsto trasladarse este fin de semana a su residencia estival de Palma de Mallorca, el Palacio de Marivent, donde ya se encuentran Doña Sofía, la Infanta Doña Elena y su hijo, Felipe de Marichalar. Finalmente, Don Juan Carlos no viajará a la isla después de que se le agudizara una antigua lesión que padece en la muñeca derecha por «sobrecarga de apoyo». Los médicos le han recomendado que evite los desplazamientos porque el uso de muletas podría agravar aún más esta lesión. El padre del Rey no irá este verano a Mallorca, como estaba previsto en un principio, pero tampoco se desplazará a Colombia, donde el 7 de agosto iba a representar a España en la toma de posesión del nuevo presidente, Iván Duque.

La ausencia de Don Juan Carlos fue confirmada ayer por el Palacio de La Zarzuela. Según informó, «el Servicio Médico de la Casa de Su Majestad el Rey ha comunicado a Su Majestad el Rey Don Juan Carlos que no debe realizar actividades físicas intensas debido a la reagudización, por sobrecarga de apoyo, de una antigua lesión en la articulación cubitocarpiana derecha que le ha generado problemas musculares asociados en regiones cervical y lumbar derecha, que en este momento podrían verse agravados».

Ni Palma ni Colombia

Dado que todo ello afecta a sus desplazamientos, Don Juan Carlos decidió no acudir a Palma de Mallorca ni a Colombia. De esta forma, el Rey padre también evitará exponerse ante los medios de comunicación en unos momentos delicados, en los que los grupos parlamentarios republicanos han pedido una comisión de investigación sobre Don Juan Carlos después de que un excomisario en prisión difundiera unas grabaciones para tratar de extorsionar al Estado.

A Don Juan Carlos le habían invitado a participar este verano en la Copa del Rey Mapfre, la competición náutica más importante del Mediterráneo. De hecho, su barco, el «Bribón», partía como favorito en la clase 6 metros internacional, en la que Don Juan Carlos se proclamó campeón mundial hace un año.

Quien sí participará en esta regata será Don Felipe, y lo hará a bordo de un nuevo velero, un ClubSwan 50 que los astilleros finlandeses han cedido para la competición a la Armada Española, de manera que el Rey competirá al timón de uno de los mejores veleros del mundo sin tener que asumir el coste de un barco nuevo.

El nuevo velero del Rey

Este velero de vanguardia sustituirá a las viejas embarcaciones de los veranos pasados, que tenían más de veinte años de antigüedad. Don Felipe ha querido mantener la tradición y ha rebautizado al nuevo barco como «Aifos 500». Aifos porque es Sofía al revés, y 500 en homenaje al quinto centenario de la primera vuelta al mundo, la epopeya que protagonizaron Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, y de la que Don Felipe se siente muy orgulloso.

Además, el velero del Rey será el único de bandera española de los diez que compiten en esa categoría, aunque, según los expertos en náutica, será muy difícil que gane porque las tripulaciones de los otros nueve barcos están integradas por regatistas profesionales. Además, Don Felipe no tiene tiempo para entrenar a lo largo del año. De hecho, su primer contacto con el nuevo velero podría producirse este fin de semana, en cuanto llegue hoy a la isla.

Pero la foto más esperada es la de los Reyes con sus hijas, Leonor, que tiene doce años, y Sofía de once. Las Infantas llegaron esta semana de Estados Unidos, donde estuvieron en un campamento de verano, y su presencia en la isla permitirá verlas muy pronto de nuevo en público. La última vez fue el pasado 19 de mayo, cuando acudieron con su madre, Doña Letizia; su abuela, Doña Sofía, y sus primas, Victoria de Marichalar e Irene Urdangarín, a ver el musical de Billy Elliot en Madrid.

Durante su estancia en Mallorca, los Reyes alternarán la vida en familia, el ocio y el deporte con las actividades institucionales. La primera está programada para el lunes, cuando Don Felipe reciba en audiencia en el Palacio Real de La Almudaina a las autoridades locales: la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol; el presidente del Parlamento Balear, Baltasar Picornell; el alcalde de Palma de Mallorca, Antoni Noguera, y el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, a quienes ya conoce de encuentros anteriores.

La visita de Pedro Sánchez

La tradicional recepción de los Reyes en La Almudaina a las autoridades y los representantes de la sociedad balear se celebrará el viernes 3 de agosto a última hora de la tarde. Los republicanos suelen convocar todos los veranos manifestaciones en las inmediaciones que, hasta ahora, han tenido muy poco éxito de público. En esta ocasión, la Asamblea Soberanista de Mallorca ha convocado una concentración a favor de la libertad de los políticos presos y fugados y «la recuperación de Marivent». El sábado 4 Don Felipe entregará los trofeos a los ganadores de la Copa del Rey Mapfre y en los días siguientes -aún sin precisar- recibirá al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se trasladará a Mallorca para mantener el tradicional despacho de verano con el Rey en Marivent.