Los sucesos en Canarias de este jueves 14 de febrero

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Un buceador de 54 años ha fallecido este jueves en la costa de Abades, en el municipio tinerfeño de Arico, ha informado el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias.

Sobre las 16 horas una llamada alertó al 1-1-2 de que una persona estaba trasladando a tierra a un buceador que se encontraba en parada cardiorrespiratoria.

Una médico del Servicio de Urgencias Canario (SUC) indicó por teléfono al alertante cómo practicar maniobras de reanimación hasta la llegada los recursos sanitarios.

Una vez llegó el personal sanitario en un helicóptero medicalizado continuó con las maniobras sin obtener resultado, por lo que se confirmó el fallecimiento del buceador.

La Guardia Civil custodió el cuerpo del fallecido hasta la llegada de la autoridad judicial e instruyó las diligencias correspondientes.

Gran Canaria.- Un accidente de tráfico este jueves generó un corte momentáneamente la Autovía Marítima en dirección Norte en la ciudad de Las Palmas de G. C. En el siniestro resultaron heridas tres personas. Asimismo, una mujer dejó el vehículo sin gasolina y sin señalizar en un carril de la Autovía Marítima dirección Norte provocando #retenciones y un peligro para la circulación.

De otro, la Policía ha detenido a un taxista por haber vendido en una tienda de artículos de segunda mano un teléfono móvil que se había olvidado en su coche un turista al que llevó a un centro comercial del sur de Gran Canaria.

Según ha informado este jueves la Jefatura Superior de Policía, el conductor ha sido puesto a disposición de los juzgados de San Bartolomé de Tirajana por un delito contra el patrimonio.

Los hechos se desencadenaron después de que un turista británico denunciara que se había olvidado su móvil, valorado en 500 euros, en un taxi que lo llevó a un centro comercial de Playa del Inglés.

Las gestiones realizadas por los agentes permitieron localizar el teléfono en una tienda de compraventa de artículos de segunda mano a la que había acudido el taxista implicado en los hechos, de 53 años.

La Policía está realizando las gestiones oportunas con las autoridades británicas para que el terminal sustraído sea devuelto a su legítimo propietario, precisa el Jefatura en un comunicado.

Hurto.- Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre, de 22 años y con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de hurto tras robar dos teléfonos móviles en un comercio de Siete Palmas, en Las Palmas de Gran Canaria.

La detención se produjo después de que una llamada al teléfono 091 del personal de seguridad de un comercio de electrónica ubicado en el barrio de Siete Palmas, alertara de que tenían retenido a un individuo por hurto, según informó la Policía Nacional en nota de prensa.

Una vez se personaron los agentes en el lugar, el responsable del comercio señaló que uno de los vigilantes de seguridad había observado a un individuo introduciendo un teléfono móvil, valorado en 690 euros, en el interior de un bolso e intentó abandonar el establecimiento.

Por ello, el hombre fue inmediatamente retenido por los vigilantes, que pudieron comprobar que minutos antes el mismo individuo ya había sustraído un terminal de idénticas características.

Finalmente, los agentes detuvieron al joven como presunto autor de un delito de hurto, recuperando y devolviendo los teléfonos móviles a sus legítimos propietarios. Así instruido el correspondiente atestado policial, el detenido fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Parapente- Un hombre, de 55 años de edad, ha resultado herido de carácter grave después de sufrir una caída con su parapente por una ladera en las inmediaciones de la playa de Las Teresitas, en Santa Cruz de Tenerife, según informó el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del 112 de Canarias.

Los hechos ocurrieron en la tarde del miércoles en el citado lugar, hasta donde se trasladaron efectivos de Cruz Roja que accedieron a dónde se encontraba el afectado y le prestaron la primera asistencia.

Posteriormente, tras inmovilizar al hombre, y con la colaboración de los bomberos de Tenerife, lo trasladaron en camilla hasta el lugar en el que se encontraba el personal de una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC) que comprobó que presentaba un traumatismo en tórax de carácter grave, por lo que fue trasladado al Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria.

Asimismo, en el lugar del incidente se personaron agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local, que colaboró con el resto de los recursos de emergencias e instruyó las diligencias correspondientes.