El PP de Canarias afronta un horizonte de victoria a 2027

El giro soberanista de CC a un modelo como el PDECat a partir de septiembre impide que la formación pueda optar a acuerdos con los nacionalistas

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El PP de Canarias afronta un periodo de silencio autonómico en la islas hasta 2027, año de comicios regionales tras los de 2023. En el grupo parlamentario regional del PP no hay gente nueva que pueda asumir la renovación interna. Las áreas de poder que controla están ubicadas en zonas rurales y de escaso arrastre electoral.

En caso de renuncia de altos cargos del PP a instancias de Madrid, los sustitutos serían de la órbita de Asier Antona y María Austria Navarro. Así lo ha explicaba ABC el pasado mes de abril, antes de las elecciones del 27 de mayo. De los once diputados regionales que hay en el PP canario, todos defienden a Antona. En 1999 José Manuel Soria tuvo el mismo problema: liderazgo sin poder aunque mandaba en el Ayuntamieto de Las Palmas de G.C..

Este mes de julio el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha lamentado en una entrevista en «La Provincia» y «El Día», que «es hora de marcar un nuevo rumbo para que se nos perciba como lo que somos, un partido serio y riguroso y no como lo que algunos han dado a entender». El PP nacional ha pedido una «se nos ha escapado la presidencia del Gobierno de Canarias». Egea ha admitido que el PP tardará «muchos años» en optar al poder regional.

Una fuente del PP consultada el pasado viernes por ABC apuntó que «la solución pasa por buscar gente de fuera con capacidad de desgaste y medios financieros propios». Esa figura estaría «en algún equipo liderado por un dirigente empresarial sin cuentas pendientes y dependencia del sector público o un líder con experiencia en la docencia universitaria».

Sobre el papel de Coalición Canaria (CC) como socio preferencial en Canarias, la misma fuente dijo que «hay que olvidarse de esta teoría» porque «CC va desde septiembre de 2019 a un modelo soberanista similar al de Cataluña».

Con el ritmo actual de legislatura, el PP deberá sacar un candidato a la presidencia de Canarias ajeno al Parlamento de Canarias y corporaciones locales para las elecciones de 2023, «y consolidar un liderazgo para 2023 porque con CC no se puede contar, hay que optar a gobernar en solitario en 2027».

En Canarias el PP gobierna en algunos municpios rurales. En 1999 el PP de José Manuel Soria no tenía el control parlamentario regional y la formación mantuvo un pulso industrial y eso que disponía de la presidencia del Parlamento de Canarias y tenía tres consejeros en el Gobierno de Canarias. Era en alianza con CC y el presidente era Román Rodríguez, hoy vicepresidente regional con Nueva Canarias.

García Egea ha propuesto abrir «una profunda reflexión interna» con los líderes insulares de su partido en Canarias sin «descartar nada», porque considera que «el camino emprendido» con Asier Antona al frente «no ha dado los frutos que se esperaban».