Piden que la UE siga la tesis de Trump contra Mauritania, mayor socio comercial de Canarias

Biram Dah Abeid, líder antiesclavista: «Europa debe cortar los lazos con Mauritania»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Días después de su liberación de la cárcel, uno de los principales activistas contra la esclavitud de Mauritania hizo un llamamiento a Europa para que deje de hacer negocios con ayuda al país de África Occidental, que tiene una de las tasas de esclavitud más altas del mundo. Es el mayor socio comercial de Canarias y se beneficia de planes de cooperación como Interreg.

En una entrevista con Fundación Thomson Reuters este nueve de enero, Biram Dah Abeid, político y abogado, pidió a la Unión Europea (UE) que siga el ejemplo de Estados Unidos, que puso fin a los beneficios comerciales para Mauritania en noviembre debido al progreso insuficiente en la erradicación del trabajo forzoso y la esclavitud.

«Lo más urgente es lograr que los gobiernos británico y francés regresen a sus decisiones y retiren, para bloquear, la asistencia financiera (que están) enviando al gobierno de Mauricio», dijo Abeid, hijo de esclavos liberados.

«Los británicos, los franceses, la UE, cerraron los ojos ante la práctica de la esclavitud. Continúan apoyando al gobierno de Mauritania con dinero y diplomacia», afirma.

«El 20 por ciento de los mauritanos son esclavos, la mayoría mujeres y niños»

La esclavitud es una práctica histórica en Mauritania, que se convirtió en el último país del mundo en abolirla en 1981. Hoy en día, más de dos de cada 100 personas, 90.000 en total, viven como esclavos, según el Índice Mundial de Esclavitud de 2018.

El gobierno mauritano niega que la esclavitud sea generalizada y dice que los casos son raros y que las autoridades los tratan rápidamente. Gran Bretaña nombró a su primer embajador en este país rico en minerales el año pasado y BP, con sede en Londres, está desarrollando un gran proyecto de gas «off shore» entre Mauritania y Senegal. Como antigua potencia colonial, Francia tiene fuertes relaciones comerciales con Mauritania, y la energética francesa Total también está explorando bloques en el mar.