Municipal

Zaragoza derriba una fachada que llevaba 15 años aguantada con un andamio

Estaba en la conflictiva calle Pignatelli, en una zona castigada por la inseguridad y la decadencia urbanística

D. A.
ZaragozaActualizado:

El Ayuntamiento de Zaragoza ha hecho efectivo este viernes el derribo de la fachada que llevaba quince años soportada con un andamio en la calle Pignatelli, en pleno casco antiguo de la capital aragonesa y epicentro de una zona especialmente castigada por la inseguridad y la decadencia urbanística.

En los últimos meses, los vecinos de esa zona se han movilizado para exigir más seguridad, que se luche con más vigor contra la delincuencia y los casos de ocupación ilegal de inmuebles, y que el Ayuntamiento invierta decididamente en la regeneración urbanística de este espacio de la capital.

Una de las cuestiones polémicas era precisamente esta fachada -que tenía interés urbanístico- y el andamio que la mantenía en pie. Lo que iba a ser una medida provisional para sostener ese elemento arquitectónico se convirtió en algo permanente. El resultado: un andamio perenne, con una fachada tras la que solo había un solar abandonado, en el que se acumulaba la insalubridad.

Finalmente, el Ayuntamiento ha decidido poner fin a esta situación y este viernes se ha hecho efectiva la medida. En aras a la seguridad urbanística, pese a tratarse de una propiedad privada el Ayuntamiento ha decidido intervenir y ha procedido a desmontar el andamio y, posteriormente, a derribar la fachada.

La fachada, vista desde la calle Pignatelli
La fachada, vista desde la calle Pignatelli - Fabián Simón