Vista del casco urbano de Barbastro
Vista del casco urbano de Barbastro - Fabián Simón
Sucesos

Los octogenarios hallados muertos en Barbastro tenían heridas de arma blanca

La Guardia Civil espera que las autopsias arrojen luz sobre este caso y no descartan ninguna hipótesis

R. P.
ZaragozaActualizado:

Un matrimonio de octogenarios fue hallado muerto en su domicilio de Barbastro (Huesca) este domingo, según han informado fuentes de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de las investigaciones.

Los cuerpos de los dos ancianos presentaban heridas de arma blanca, lo que confirma la muerte violenta de esta pareja de octogenarios, que eran muy conocidos en esta localidad oscense, a la que estaban ligados desde hace décadas. El hombre, de 89 años, había sido teniente coronel y había estado destinado en Barbastro cuando la ciudad tenía cuartel -fue cerrado hace más de 20 años-.

Ni la Subdelegación del Gobierno ni la Guardia Civil han dado más detalles sobre las circunstancias en las que se han producido estas muertes ni la hipótesis principal con la que trabajan los investigadores. Sí han indicado que el piso no estaba revuelto y la puerta de la vivienda no fue forzada. Pero, pese a que en un principio se pudo interpretar que eso descartaba el móvil del robo, fuentes de la investigación han indicado a ABC que tampoco se descarta este extremo. «No se ha descartado ninguna hipótesis, incluida la del robo, porque el hecho de que no haya signos físicos de violencia en la vivienda no es suficiente para descartar que se produjera un robo», han indicado.

Ahora se está a la espera de que las autopsias arrojen datos que puedan acotar las líneas de investigación y concretar si hubo o no terceras personas que intervinieron en estas muertes. De la investigación se han hecho cargo expertos en criminalística de la Guardia Civil.

Los cuerpos de los ancianos -Felipe Moreno, de 89 años, y Lidia Salinas, de 83- fueron encontrados en torno a las 18.00 horas de este domingo por uno de los cuatro hijos de este matrimonio, que había ido a visitar a sus padres.

El levantamiento de los cadáveres no se produjo hasta pasadas las 22.00 horas, tras un minucioso trabajo de recopilación de pruebas e indicios en el domicilio por parte de los investigadores. La vivienda se encuentra en la céntrica calle Academia Cerbuna, en un segundo piso del bloque situado en el número 4.