La cruz que corona el Pico Aneto (Huesca), pintada de amarillo por los independentistas catalanes
La cruz que corona el Pico Aneto (Huesca), pintada de amarillo por los independentistas catalanes
Política

La extraña obsesión del independentismo catalán por el Pirineo aragonés

Lleva más de diez años presentando al oscense Aneto como cima de los «Países Catalanes». Ahora planta allí sus lazos amarillos, símbolo del golpe secesionista

ZaragozaActualizado:

Este lunes, la cima del oscense Pico Aneto (3.404 metros) apareció regada de símbolos independentistas catalanes. La cruz que corona la cumbre, pintada de amarillo; y lazos del mismo color –enseña del independentismo catalán- en el pedestal de la Virgen del Pilar situada en el mismo enclave. La nueva acción de los secesionistas en el mayor pico de Aragón se enmarca en una extraña obsesión del nacionalismo catalán por esta cumbre del Pirineo oscense que viene de lejos. Llevan más de diez años en el empeño.

Ya en 2007, la web del Ayuntamiento de Barcelona incluía el Aneto como el pico más alto de los «Países Catalanes». En la Ciudad Condal hay una calle dedicada al Aneto. Y la web municipal, ya por entonces, daba su extravagante versión «oficial» para explicar que este pico aragonés tuviera lugar reservado en el callejero barcelonés: definía el Aneto como el «pico culminante de los Pirineos, el más alto de los Países Catalanes».

En 2010, otro botón de muestra: un programa de la TV3 volvía a presentar el Aneto como «uno de los 25 picos más emblemáticos de Cataluña». Fue en el marco de una iniciativa que el canal autonómico lanzó desde el programa «Tiempo de aventura». Eso sí, en aquella ocasión tampoco tuvieron empaño por incluir en la misma lista de picos «catalanes» otras cimbres pertenecientes a Francia y al Principado de Andorra.

En el caso del Aneto, la obsesión es especialmente relevante porque, lejos de ser parte de Cataluña, este pico forma parte del territorio de la Ribagorza, uno de los tres históricos condados que alumbraron al Reino de Aragón. Un siglo después, el Reino de Aragón absorbió en sus dominios a los condados catalanes, que a partir de ese momento (siglo XII) pasó a ser parte de la Corona de Aragón –que el nacionalismo catalán lleva décadas tratando de desdibujar rebautizándola como «Corona catalano-aragonesa», para evitar reconocer que Cataluña nunca fue reino sino parte de la Corona de Aragón-.

Lazos amarillos colocados cerca de la zaragozana Basílica del Pilar, acción reivindicada por los autodenominados «CDR de Aragón»
Lazos amarillos colocados cerca de la zaragozana Basílica del Pilar, acción reivindicada por los autodenominados «CDR de Aragón»

La sonada tergiversación geográfica que el independentismo hace del Aneto no es la única con la que los secesionistas han zarandeado el mapa de Aragón ( injerencias del «imperialismo» catalán en Aragón). Persistente es también su empeño por definir las comarcas orientales de Aragón como la «Franja de Ponent» («Franja de Poniente») de Cataluña. Por apropiarse se ha llegado a apropiar hasta de yacimientos del Jurásico. Así, la web oficial de la Generalitat no dudó en citar a Peñarroya de Tastavins (Teruel) como uno de «los principales yacimientos paleontológicos de los Países Catalanes» y ejemplo destacado de que «en los territorios de lengua y cultura catalanas hay presencia de restos fosilizados de dinosaurios».

Las persistentes manipulaciones históricas y geográficas que el independentismo catalán vienen generando polémica y malestar en Aragón desde hace años, una indignación que se ha hecho patente ahora con la simbología secesionista catalana que ha aparecido en la cima del Aneto. De «lamentable y deleznable» lo han calificado desde el Club de Montañeros de Aragón. Y la indignación es patente en Benasque, en cuyo término municipal se levanta esta cumbre. Eso sí, no ha sido el único lugar de Aragón en el que el independentismo catalán se manifestó desde el anonimato este 1 de octubre: en la noche del domingo al lunes, unos autodenominados «CDR de Aragón» -supuesta franquicia aragonesa de los independentistas Comités de Defensa de la República catalana- sembraron de lazos amarillos varios puntos de Zaragoza capital y de la ciudad de Fraga (Huesca), localidad esta última que los secesionistas incluyen en su pretendida «Franja de Ponent».