Los especialistas de la Guardia Civil, en olena operación de rescate
Los especialistas de la Guardia Civil, en olena operación de rescate - Guardia Civil

Angustioso rescate de tres catalanes atrapados más de 17 horas en un barranco del Pirineo aragonés

Los evacuó un helicóptero de la Guardia Civil que se la jugó entre paredes rocosas para alcanzar a los barranquistas

ZaragozaActualizado:

El Pirineo aragonés fue escenario, este fin de semana, de un angustioso rescate de tres catalanes que quedaron atrapados durante más de 17 horas en un barranco del término municipal de Abiego (Huesca). La operación de rescate fue especialmente peligrosa. El helicóptero que acudió en su auxilio tuvo que arriesgar para llegar hasta los barranquistas y evacuarlos. El aparato esquivó desprendimientos de piedras y las aspas rozaron en varias ocasiones las paredes rocosas, que pusieron a prueba la pericia de los pilotos.

Los tres rescatados son un hombre de 46 años y dos mujeres de 36 y 33, todos ellos vecinos de Barcelona. Formaban parte de un grupo de siete barranquistas que descendieron el Barranco Estrechos del Balced. Cuatro de ellos culminaron el recorrido, pero no los otros tres. Sus compañeros dieron la voz de alarma a las 17.40 horas del sábado, momento en el que se activó el dispositivo de rescate que no acabó hasta 17 horas después, a las 11.00 horas del domingo, según ha informado este lunes la Guardia Civil.

El primer problema fue dar con los barranquistas desaparecidos. Después de horas de intensos rastreos por una zona muy complicada por su accidentada orografía, los equipos de rescate tuvieron que suspender a las 04.40 horas del domingo, a la espera de que con las primeras luces del día pudiera operar el helicóptero y buscarlos desde el aire.

Estas tres personas se habían quedado bloqueadas por una gran corriente de agua. El helicóptero de rescate las avistó el domingo por la mañana. Se habían refugiado en una pequeña oquedad del barranco, de muy difícil acceso. El aparato sufrió arias turbulencias, desprendimientos y «roces muy peligrosos con la pared del barranco, por su complicada orografía». Finalmente, a las 11.00 horas, logró rescatar a los tres barranquistas y trasladarlos, sanos y salvos, hasta donde habían dejado sus vehículos particulares.