LUIS CANO

Todos los posibles pactos en comunidades y ayuntamientos tras las elecciones del 26-M

La izquierda gana en Asturias, Extremadura, Castilla-La Mancha, Baleares y La Rioja. El PP podría gobernar Aragón, Castilla y León, Madrid y Murcia pese a no ser el más votado. El PSOE gana en 29 de las 54 capitales de provincia

Última hora de las elecciones municipales, europeas y autonómicas

MadridActualizado:

El PSOE ha ganado las elecciones locales y autonómicas del 26-M con claridad, pero no todas sus victorias se traducirán en gobiernos. Los socialistas, pese a ganar en regiones como Aragón, Castilla y León, Comunidad de Madrid o Murcia, podrían perderlas si Ciudadanos opta por apoyar al PP.

[ Sigue en directo las elecciones del 26-M]

La formación que lidera Pablo Casado se enfrenta a un escenario al que no está acostumbrado: gobernar sin ser la fuerza mayoritaria. Con la fragmentación del voto de la derecha entre PP, Ciudadanos y Vox, los gobiernos en coalición han dejado de ser patrimonio de la izquierda.

En total, los socialistas han sido el partido más votado en todas las autonomías que han celebrado elecciones salvo en Navarra y Cantabria. El partido liderado por Pedro Sánchez ha conseguido también ser la fuerza con más concejales en 29 de las 54 capitales de provincia —contando Ceuta y Melilla—. En cuatro de ellas –Huelva, Soria, Huesca y Mérida— consigue mayoría absoluta.

[ Consulta los resultados de tu localidad]

La izquierda, en cambio, solo podría gobernar mediante pactos las alcaldías de otras 16 capitales, entre ellas Huelva, Sevilla, Toledo, Valladolid, La Coruña o Lugo. El bloque de la derecha puede gobernar en 24 capitales en las PP, Cs y Vox suman la mayoría absoluta.

En la jornada posterior al 26-M, los principales partidos empiezan a mostrar sus cartas de cara a las próximas negociaciones. El PSOE ha ofrecido a Ciudadanos llegar a acuerdos que «pongan freno a las fuerzas que no respetan la Constitución», en referencia a EH Bildu, y a Vox. Ciudadanos ya ha dejado claro que en Madrid comunidad y en Madrid ayuntamiento optarán apoyar al PP. Los populares esperan reeditar pactos «a la andaluza» allí donde lo necesiten, y Vox avisa de que no va a facilitar gobiernos «a cambio de nada».

Madrid

La victoria electoral del PSOE fue clara en la Comunidad de Madrid: por primera vez desde hace 24 años, el partido más votado no fue el PP sino los socialistas, encabezados por el independiente Ángel Gabilondo. Pero los guarismos del bloque PSOE-Más Madrid-Unidas Podemos no alcanzaron la meta. El PP logró superar a Ciudadanos, y uniendo sus votos a los de Vox conseguirá formar gobierno, lo que convierte a Isabel Díaz Ayuso en la futura presidenta de la Comunidad.

En el Ayuntamiento, Más Madrid, la plataforma personalista de la hasta ahora regidora de la capital, Manuela Carmena, fue el más votado (casi 500.000 votos), pero como le ocurriera a los populares hace cuatro años, no podrá hacer pinza con el PSOE para revalidar el cargo. José Luis Martínez-Almeida reconquista el Palacio de Cibeles para el Partido Popular al sumar sus 15 escaños con los 11 de Ciudadanos y los 4 de Vox.

Castilla y León

El PSCL ha ganado las elecciones autonómicas con 35 escaños, seis más que la siguiente formación. Un sorpasso que facilita a su candidato, Luis Tudanca, mucho las cosas para ser el nuevo presidente autonómico en sustitución del veterano Juan Vicente Herrera. Si algo tenían claro los socialistas es que si ganaban por un escaño más que el PP, Ciudadanos se iba a echar un sus brazos, ya que desde el principio de la campaña el candidato de la formación naranja, Francisco Igea, ha demostrado a las claras su preferencia a pactar con PSOE antes que con PP. Al candidato socialista ni siquiera le va a hacer falta la suma de escaños de Podemos (2) si finalmente pacta con los de Rivera.

Carlos Martínez (PSOE) y Francisco Guarido (IU) logran en Soria y Zamora las únicas mayorías absolutas. El PSOE se pondrá al frente de los ayuntamientos de Valladolid y Segovia, pero de nuevo con pactos.

El PP sólo es primera fuerza en Salamanca, aunque también podría mantener Burgos, León y Palencia.

El partido Por Ávila debuta dando la sorpresa en la ciudad amurallada y es con diferencia el más votado.

Castilla-La Mancha

Emiliano García-Page, el discípulo más aventajado de José Bono, ha vuelto a llevar a los socialistas a las cotas de poder que su maestro político consiguió en Castilla-La Mancha cuando fue presidente de esta comunidad autónoma. Del total de 33 escaños que componen el Parlamento autonómico, el PSOE ha obtenido 19 diputados, cuando la mayoría absoluta se sitúa en 17, consiguiendo de este modo 4 más que hace cuatro años.

En Albacete, Manuel Serrano (PP) podría mantener la alcaldía si pacta con Ciudadanos.

En Ciudad Real, el PSOE podría perder el sillón municipal si llega a un pacto el PP (9) con Cs (3) y Vox (1).

En Cuenca, los resultados no dejan claro quién será el alcalde ante la irrupción de «Cuenca nos Une» (6).

En Guadalajara, el popular Antonio Román podría revalidar su cargo si llega a acuerdos con Cs (3) y Vox (2).

En Toledo, la alcaldesa socialista Milagros Tolón tendrá que optar entre Unidas Podemos o Ciudadanos para gobernar.

Navarra

Los resultados demuestran que Navarra Suma, la coalición formada por UPN, Partido Popular y Ciudadanos, ha sido exitosa. Mientras que en 2015 los regionalistas obtuvieron 15 escaños y 2 los populares, con las tres fuerzas juntas, ahora la primera fuerza obtendrá 19 parlamentarios. Solo una traición de los socialistas de aceptar la abstención de Bildu con tal de sentarse en el sillón presidencial apartaría al candidato de Navarra Suma, Javier Esparza, de la presidencia del Gobierno de Navarra. La secretaria general de los socialistas, María Chivite, ha afirmado en varias ocasiones durante la campaña electoral que «en ningún caso» harían presidente al candidato de Navarra Suma.

En Pamplona, Navarra Suma se quedó a tan solo 339 votos de lograr la mayoría absoluta. Para arrebatar el poder a los constitucionalistas, los socialistas no sólo no podrían aceptar la abstención de Bildu, sino que sus concejales deberían apoyar a los abertzales ya que el actual alcalde de la ciudad, Joseba Asirón, salió reforzado en las elecciones al pasar de 5 a 7 concejales. También los socialistas aumentaron sus votos y pasaron de 3 a 5. Así pues, en Pamplona parece claro que el PSN no tendrá más remedio que apoyar, aunque sea con la abstención, al candidato de Navarra Suma, Enrique Maya.

Aragón

El PSOE ha ganado las elecciones autonómicas en Aragón, pero -a diferencia de 2015- sin posibilidad de sumar mayoría absoluta con el resto de fuerzas políticas. Ahora quien tiene la llave de la gobernabilidad en Aragón es Ciudadanos. Será este partido el que decida si el socialista Javier Lambán sigue al frente del Ejecutivo autónomo, o si se inclina por un gobierno de centro-derecha liderado por el PP y para cuya investidura sería imprescindible el concurso de los regionalistas del PAR y de Vox, que se estrena en las Cortes de Aragón con tres escaños.

En el Ayuntamiento de Zaragoza, el PSOE también ha sido la fuerza más votada, pero la Alcaldía queda igualmente en manos de Ciudadanos, que alternativamente podría sumar con el PP y Vox.

En Huesca capital, el socialista Luis Felipe depende igualmente de Cs, que también podría sumar con populares y Vox.

En el Ayuntamiento de Teruel la popular Emma Buj ha vuelto a ganar las elecciones, pero necesitará a Cs y al PAR para seguir en el cargo.

Extremadura

El socialista Guillermo Fernández Vara consiguió ayer una de las victorias regionales más contundentes de la jornada. En su tercer pulso con José Antonio Monago (PP), el barón del PSOE ha reeditado la presidencia de la Junta de Extremadura con mayoría absoluta. Vara consigue 34 escaños, de un total de 65. Este resultado permitirá al barón socialista gobernar sin necesidad de pactar con Podemos, que se queda en cuatro escaños, perdiendo dos respecto a 2015.

En las grandes ciudades, los votantes extremeños otorgaron la victoria al PSOE, pero una coalición de derechas puede permitir al PP mantener el gobierno en Cáceres y Badajoz, las capitales de provincia.

En Badajoz, los pactos serán decisivos. Con nueve concejales, el candidato del PP Francisco Javier Fragoso podría renovar la alcaldía si llega a un acuerdo con Cs y a Vox.

En Cáceres, las derechas sacan 13 escaños, uno más que las izquierdas.

Asturias

El PSOE ha vuelto a ser la fuerza más votada, y con gran diferencia, en el Principado de Asturias y, aunque necesitará pactar con otras fuerzas para gobernar, podrá elegir hacerlo con Ciudadanos o con el resto de la izquierda. Los socialistas tienen la opción de sumar sus 20 escaños (6 más que en 2015) a los 5 de Ciudadanos -la mayoría absoluta es de 23- o reunir el apoyo de Podemos, que ha logrado 4 diputados (5 menos) y de Izquierda Unida, que ha obtenido 2 (3 menos). Después de siete años al frente del Principado de Asturias, Javier Fernández, pasará el testigo a su sucesor, el también socialista Adrián Barbón.

En el Ayuntamiento de Oviedo, el PP volvió a ganar las elecciones, con 9 concejales, y podrá desbancar al tripartito que gobernaba desde 2015 con los votos de PSOE, Somos Oviedo e IU. Para ello, los populares necesitarán el apoyo de Cs, que obtuvo 5 concejales (3 más).

El PSOE también es la fuerza ganadora en Gijón, donde ha arrebatado el primer puesto, y el Gobierno, a Foro Asturias. Los socialistas han pasado de 7 a 11 concejales, por lo que les bastaría con los 3 de Podemos -que ha perdido otros 3- para gobernar.

Cantabria

Miguel Ángel Revilla ha ganado por primera vez las elecciones en Cantabria. El presidente seguirá en el cargo, que ha ocupado durante tres legislaturas (entre 2003 y 2011 y desde 2015) pese a no haber vencido, hasta ahora, en las urnas, gracias al apoyo del PSOE (previamente, desde 1995 había sido vicepresidente con el PP). Aunque a priori los socialistas son los socios preferidos, el regionalista no cerró las puertas a pactar con nadie, salvo con Vox.

En Santander, los populares se alejaron aún más de la mayoría absoluta que perdió hace cuatro años Íñigo de la Serna, exministro de Fomento. Su sucesora en la Alcaldía, Gema Igual, bajó de 13 a 11 concejales, pero los conservadores podrían mantener el bastón de mando en una ciudad que han venido dirigiendo durante toda la democracia si pactan con Cs (2) y Vox (1). El PSOE, PRC y la coalición de izquierdas se quedaron a uno de la mayoría.

La Rioja

Por la mínima, pero el PSOE está en condiciones de arrebar al PP su feudo histórico de La Rioja, tanto en el gobierno regional como en la Alcaldía de Logroño. Concha Andreu será la próxima presidenta de La Rioja -y la primera mujer- al pasar de 10 a 15 diputados autonómicos. Los 2 que le faltan para la mayoría absoluta son los que ha obtenido Unidas Podemos. El PP ha perdido 3 escaños y más de 10.000 votos, por lo que José Ignacio Ceniceros deberá entregar el mando de una Comunidad Autónoma que era del PP desde el año 1995, hace casi un cuarto de siglo, cuando arrancó la era Pedro Sanz.

En cuanto al ayuntamiento de la capital, el PSOE está en condiciones de arrebatarle la alcaldía de Logroño al PP y también por la mínima, aunque en este caso la llave la tiene el único representante del Partido Riojano (PR), Rubén Antoñanzas.

Murcia

Ciudadanos decidirá si quiere un pacto a la andaluza en la Región de Murcia para que el PP siga gobernando o en cambio opta a por apoyar al PSOE. El actual presidente, el popular Fernando López-Miras, tendrá que vencer las reticencias de la líder de la formación naranja, Isabel Franco, que hace unos días en un debate televisado rechazó con contundencia la oferta del dirigente popular de una alianza. La suma de los socialistas con Ciudadanos alcanza justo la mayoría absoluta, 23, sin que entre en la ecuación Podemos-Equo.

Baleares

La actual presidenta del Gobierno balear, la socialista Francina Armengol, podrá gobernar cuatro años más en la Comunidad, tras quedar ayer el PSOE en primer lugar en las elecciones al Parlamento regional, con algo más del 27 por ciento de los votos y 19 diputados sobre un total de 59 escaños. En cualquier caso, Armengol deberá contar de nuevo con el apoyo de los ecosoberanistas de MÉS y de Podemos, que en esta ocasión han sufrido un importante retroceso con respecto a hace cuatro años.

El tripartito que ha estado gobernando en los últimos cuatro años en el Ayuntamiento Palma, conformado por el PSOE, MÉS y Podemos, seguirá al frente del consistorio. El candidato del PSOE, José Hila, quedó en primer lugar, con casi el 27% de los votos.

Canarias

A la espera de pactos, el PSOE podría gobernar en Canarias por primera vez desde que Jerónimo Saavedra fuera descabalgado de la Presidencia del archipiélago en 1993 por una moción de censura. Las urnas otorgan a los socialistas 25 diputados, que sumados a los 5 de Nueva Canarias, los 4 de Podemos y sus confluencias y los 3 de Agrupación Socialista Gomera (ASG) conformarían un bloque de 37 asientos, dos por encima de la mayoría absoluta.

En teoría cabría la opción también de una alianza con CC a imagen de la de ahora, pero con una inversión de fuerzas, aunque el PSOE ha rechazado la posibilidad de unirse a los nacionalistas durante toda la campaña. Sin esa opción, CC obtenía provisionalmente 20 representantes, insuficientes para alcanzar el mandato ni con los 11 del PP y los 2 de Ciudadanos.

Cataluña

Beneficiado por la división del voto de la izquierda no independentista entre los «comunes» de Ada Colau y el PSC, y sacando tajada también de la estrepitosa debacle de los posconvergentes de JpC, Ernest Maragall, a sus 76 años, ha ganado las elecciones en Barcelona para Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Será alcalde por menos de cinco mil votos de diferencia con respecto a la alcaldesa saliente Colau.

En la ciudad de Gerona, a la que el presidente Quim Torra alababa hace pocos días como la verdadera capital de Cataluña por su adhesión independentista, permanece como el último gran bastión de JpC, que logró anoche repetir el resultado de 2015 y Marta Madrenas podrá repetir como alcaldesa.

Galicia

Los «alcaldes del cambio» son historia en Galicia. La tendencia al alza que impulsa al PSOE desde las recientes elecciones generales le ha valido para entrar con fuerza en el gobierno de seis de las siete grandes ciudades gallegas. En tres de ellas desaloja al populismo, aunque probablemente lo necesite para investir alcaldes y gobernar.

La Coruña, Santiago de Compostela y Ferrol tendrán con toda probabilidad un alcalde socialista.

En otras dos, Lugo y Orense, el PSOE necesitará de acuerdos con otras fuerzas de izquierda. Y en Vigo, excepción entre las excepciones, Abel Caballero pulveriza sus resultados sobrepasando el 67% de los votos, un registro escandaloso en democracia.

La séptima de las urbes, Pontevedra, permanecerá en manos nacionalistas por sexta legislatura consecutiva con el apoyo del PSOE.

País Vasco

En el País Vasco los votantes volvieron a confiar al PNV la gestión de las principales ciudades, así como de las diputaciones forales. Bilbao sigue siendo el fortín del PNV, que se quedó a un solo concejal (14) de la mayoría absoluta. El equipo que encabeza Jose Mari Aburto se impuso con holgura a su hasta ahora socio en el Ayuntamiento, el PSE, que dio la sorpresa y se erigió como segunda fuerza (5).

En San Sebastián, el PNV ganó un representante (10) respecto a hace cuatro años y podría reeditar su acuerdo con el PSE, que perdió dos ediles y se quedó como tercera fuerza detrás de EH Bildu.

El PP ha cedido en Vitoria 4 de los 9 escaños que obtuvo en 2015. Allí el partido más votado es también el PNV.

Andalucía

Pese a imponerse en cuatro capitales de provincia (en 2015 sólo ganaron en Huelva), los socialistas podrían perder poder territorial con respecto a hace cuatro años. Si suman PP, Ciudadanos y Vox, que irrumpe en numerosos ayuntamientos, arrebatarían a los socialistas las alcaldías de Córdoba y Granada, esta última conquistada con una moción de censura. Y mantendrían, con el acuerdo del centro derecha, la de Jaén.

De controlar cuatro capitales, los socialistas podrían quedarse sólo con dos (Sevilla y Huelva).

En Cádiz la fuerza populista comandada por José Manuel González se impone con grandísima diferencia. «Kichi» seguirá siendo alcalde.

El PP ha mejorado su resultado en sus dos principales bastiones, Málaga y Almería.

Comunidad Valenciana

La izquierda resiste en Valencia con una destacada victoria de Compromís. Joan Ribó podrá revalidar la alcaldía de la capital con diez concejales -uno más que en 2015- y el apoyo del PSPV-PSOE con Sandra Gómez a la cabeza, que suma 2 ediles respecto a las pasadas elecciones municipales y llega a los 7.

En Castellón, el PSPV ha ganado las elecciones y podrá seguir frente al Consistorio si se reedita el acuerdo de gobierno entre los partidos de izquierdas, el llamado Pacto del Grau. Amparo Marco continuaría en la alcaldía, que asumió en 2015.

Los populares, aunque empatan a 9 escaños con PSOE, podrán gobernar en Alicante con el apoyo de Ciudadanos (5) y Vox (2).

* Con informaciones de Sara Medialdea, Tatiana G. Rivas, José Luis Martín, Isabel Jimeno, M. Cebrián, F. Ramírez, Pablo Ojer, Roberto Pérez, L. P. Arechederra, Rocío Fernández Ortiz, J. Chicote, J. L. Fernández, Josep Maria Aguiló, L. L. Caro, À. Gubern, José Luis Jiménez, Adrián Mateos, Fernando del Valle y R. B. Crespo.