Pedro Sánchez, presidente del Gobierno
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno - ÓSCAR DEL POZO

Sánchez: «Mi primera decisión como presidente fue renovar el colchón y pintar la habitación»

El presidente del Gobierno asegura en su libro que quería mantener su criterio «alejado» del de Rajoy

MadridActualizado:

«La primera decisión de un presidente del Gobiernos suele tenerse por crucial. No solo significa el inicio del ejercicio en el cargo, sino que además lleva consigo la fuerza simbólica de condensar una visión política y ejemplificarla con una sola acción, que trasladará un nuevo mensaje político». Así comienza el libro del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que sale hoy a la venta.

Pero la primera decisión de Sánchez no fue «crucial», según revela el también líder del PSOE en las páginas de «Manual de resistencia». «Siendo fiel a la verdad y a la cronología —añade después—, debo decir que mi primera decisión como presidente del Gobierno la tomé con mi mujer, Begoña, porque las cuestiones de intendencia se anteponen a casi todo. Esa primera decisión fue renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de la Moncloa».

Según Sánchez, «el refranero asegura que "dos que duermen en el mismo colchón acaban siendo de la misma opinión"», y él quería mantener su criterio «alejado» del de su predecesor, Mariano Rajoy.

Hoy sale a la venta «Manual de resistencia», editado por Península, el libro en el que Sánchez narra su periplo hasta llegar a La Moncloa y los hechos que han marcado su carrera política. Es la primera vez en la historia de la democracia española en la que un presidente publica un libro durante su mandato. En el prólogo, Sánchez justifica la publicación del libro por el cambio experimentado en los últimos años en la vida política: «Cualquiera que haya seguido de cerca la política española en el último lustro sabe que estamos viviendo tiempos de cambios extraordinarios y, por tanto, nada hay más normal que aceptar que las prácticas y los acontecimientos vayan dejando de ser como eran».

El presidente del Gobierno revela también en estas páginas que deseó «hasta el último minuto» la dimisión de Mariano Rajoy en las jornadas previas a la moción de censura, una opción que consideraba preferible «por motivos personales, pero también por dignidad política, la suya y la del puesto que ocupa».

Según el relato, Sánchez estaba convencido de que Rajoy dimitiría cuando el PNV anunció su apoyo a la moción. «¿Por qué no lo hizo? No lo sé, pero, en todo caso, fue su decisión. La mía es ofrecerle, hasta el último minuto, una salida digna, la que considero que se merece todo presidente del Gobierno de España», escribe Sánchez.

El jefe del Ejecutivo afirma que en los meses previos a la moción había pasado «muchas horas» junto a Rajoy para debatir sobre la situación en Cataluña, lo que había generado «una buena relación» entre ambos. «Para mí resulta duro desalojarle de la presidencia mediante una moción, y hasta el último minuto deseo que él plantee la dimisión, por motivos personales, pero también por dignidad política, la suya y la del puesto que ocupa. También creo que es lo mejor para el país y para su propio partido. Yo no quería ser presidente a cualquier precio pero sí tenía claro, por encima de todo, que de aquel trance saldríamos poniendo en marcha la regeneración de la vida política española».

Sánchez cuenta en el libro que en los meses previos al 1-O empeoró su relación con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y afirma que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, mostró en ese periodo «el tipo de comportamiento que convierte a las personas en no fiables».

Irene Lozano, la verdadera autora de «Manual de supervivencia», pues ella ha sido la encargada de darle forma al libro que firma Pedro Sánchez, ha declarado hoy que se trata de un libro «valiente» que va a permitir conocer en profundidad a un político cuya «gran tragedia» es que «fue juzgado mucho antes de ser conocido».

El libro se presentará este jueves en Madrid, en un acto en el que Sánchez conversará con los periodistas Jesús Calleja y Mercedes Milá.