Sánchez y Merkel de paseo por Doñana junto sus cónyuges
Sánchez y Merkel de paseo por Doñana junto sus cónyuges - Laura León

Sánchez, de paseo por Doñana a reunión en Quintos de Mora

Alterna sus vacaciones con trabajo y finalizará el verano con un retiro junto a sus ministros

MadridActualizado:

A mediados del mes de julio tanto el equipo de La Moncloa como Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno, anticipaban un verano sin vacaciones para Pedro Sánchez por su súbito aterrizaje al frente del país. Pero la mera posibilidad era muy dura que tan solo un mes después, el líder socialista suma dos semanas de retiro estival en el Palacio de Las Marismillas, propiedad de Patrimonio Nacional, en pleno corazón de Doñana.

Una pausa que ha estado salpicada de trabajo y que llegará a su final hoy mismo cuando Sánchez regresará a La Moncloa para retomar plenamente sus labores el miércoles a primera hora. Por delante tiene el primer Consejo de Ministros tras las vacaciones de verano, este viernes, y su partida el lunes para realizar su primera gira iberoamericana. Visitará Chile, Bolivia, Colombia y Costa Rica en solo cinco días.

Pero en medio de ambos planes, el jefe del Ejecutivo volverá a alejarse de La Moncloa durante el fin de semana para reunirse con sus ministros en otra propiedad de Patrimonio, Quintos de Mora. Una finca bautizada hace años por el Gobierno de EE.UU. como «el rancho de Aznar» después de que el expresidente popular recibiera en ella a su entonces homólogo, George Bush. Allí ha diseñado Sánchez un retiro que ya anunció a su equipo antes de irse de vacaciones y que pondrá el broche de oro a su primer agosto como presidente. Poco se sabe de momento de la cita de Quintos de Mora salvo que tendrá aire de jornadas de convivencia para crear un ambiente de trabajo «distinto», según fuentes de La Moncloa.

Un clima «más distendido», según Ep, con el que abordar los grandes retos que el Ejecutivo tiene por delante para el último trimestre del año. No hay aún temario previsto, según Presidencia, pero las prioridades que tiene el Gobierno son la aprobación del techo de gasto en el Congreso para poder comenzar la elaboración de unos nuevos Presupuestos para 2019, y la desinflamación de la crisis catalana a las puertas de la Diada y del primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Todo ello con las próximas elecciones europeas, municipales y autonómicas del próximo año como telón de fondo. El encuentro, no obstante, podría limitarse a solo uno de los días del fin de semana, con una reunión programada por la mañana, comida al mediodía, y nuevo encuentro por la tarde. Quintos de Mora se encuentra a menos de media hora de La Moncloa en helicóptero. No es la primera vez que Sánchez organiza un retiro de trabajo con sus colaboradores.

El pasado mes de diciembre programó un encuentro con la Ejecutiva socialista y con el mismo carácter informal que tendrá el de Quintos de Mora. El destino escogido entonces fue el alojamiento rural de La Casa de la Duquesa de Daimiel en Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real).