Pablo Casado, líder del PP, de regreso ayer a su escaño
Pablo Casado, líder del PP, de regreso ayer a su escaño - Ignacio Gil

PP y Ciudadanos unen sus votos frente a la candidatura de Batet

Cuando llegó el momento de la verdad se produjo la primera «alianza» del centro-derecha de la legislatura

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la recta final de la campaña electoral, cuando la guerra entre el Partido Popular y Ciudadanos está más caliente, Pablo Casado y Albert Rivera compartieron la misma fila a la derecha del hemiciclo. Eso sí, cada uno en un extremo, sin necesidad de hablarse más de la cuenta. Cuando llegó el momento de la verdad, al tener que elegir entre Meritxell Batet o Ana Pastor como presidenta del Congreso en segunda votación, se produjo la primera «alianza» del centro-derecha de la legislatura. El PP y Ciudadanos unieron sus votos para respaldar a Pastor, aunque no fueron suficientes. Vox no participó en esta unión de fuerzas y optó por el voto en blanco o nulo.

Tras la primera votación, en la que ningún candidato llegó a los 176 votos, pasaron el corte Batet y Pastor. En esta segunda vuelta, que requería mayoría simple, Batet consiguió 175 papeletas y Pastor 125. Aunque el voto es secreto, se supo que los apoyos de la candidata del PP procedieron de los populares (66), Cs (57) y Navarra Suma (dos). Esta última es la plataforma en la que se presentaron unidos UPN, PP y Ciudadanos en las generales por la circunscripción de Navarra.

Desde el PP valoraron el gesto del partido de Albert Rivera, e insistieron en que la unidad en el centro-derecha es imprescindible para intentar parar a la izquierda, los populistas y los independentistas. En esta caso, Vox ha preferido quedarse fuera.

Fuentes del partido de Santiago Abascal explicaron a ABC que «entre todos han excluido a Vox de la Mesa, un partido que tiene uno de cada nueve votos en España, y sin embargo no cuenta con ningún miembro en ese órgano del Congreso, pese a estar formado por nueve miembros». Desde el PP pidieron a Vox que explique «dónde están sus prioridades en esta legislatura».

«Presidente chollo»

Por su parte, fuentes de Cs comentaron que simplemente preferían a Pastor antes que a Batet, una presidenta que consideran señalada por el «presidente chollo» de los separatistas, informa Juan Casillas.

En las votaciones posteriores para elegir a los cuatro vicepresidentes y cuatro secretarios, los partidos de centro-derecha dividieron sus votos para poder tener dos vicepresidentes (Ana Pastor, con 70 votos, e Ignacio Prendes, con 58) y dos secretarios (Adolfo Suárez Illana, con 67 votos, y Patricia Reyes, con 59).

A pesar de la guerra en la que están enfrentados los partidos de centro-derecha en esta campaña para afianzar su espacio político, PP, Cs y Vox están condenados a entenderse tras el 26-M en ayuntamientos y regiones para formar mayorías. Fuentes de Vox advirtieron de que «pactarán si los demás dejan de hacerlo con el PSOE».