El PP acepta a Patxi López en el Congreso, pero evita una mayoría de izquierdas

El PSOE tuvo contactos con ERC para poder controlar la Mesa, que se constituye hoy

MADRIDActualizado:

Patxi López será elegido hoy presidente del Congreso, el décimo de la democracia, después de que el PP, el PSOE y Ciudadanos llegaran ayer a un acuerdo para el reparto de los nueves puestos de la Mesa, el órgano de gobierno del Parlamento por el que pasan todas las iniciativas y cuyo control es fundamental en una legislatura que se presenta convulsa. En virtud de ese acuerdo, el PP tendrá tres puestos de nueve (dos vicepresidencias y una secretaría), mientras que el PSOE, Ciudadanos y Podemos tendrán dos cada uno. De esa manera, el PP y Ciudadanos representarán a una mayoría con cinco puestos en este órgano.

Podemos no quiso participar del acuerdo y sus dos puestos le corresponderán prácticamente de oficio, si no renuncia a ellos, por el sistema de votación reglamentario. En cuanto se confirmó el reparto entre los otros tres partidos, Pablo Iglesias lanzó su primer ataque, al comentar que «los tres del búnker empiezan a cabalgar».

En el PP daban por perdida la Presidencia, ante el acercamiento del PSOE a Ciudadanos y los contactos de los socialistas con ERC para asegurarse un control de la Mesa, según fuentes parlamentarias. Fue el riesgo de que este órgano quedara en manos de una mayoría de izquierdas lo que hizo reaccionar al PP, que hoy renunciará a presentar un candidato a la Presidencia y votará en blanco cuando se elija al presidente de la Cámara Baja, según fuentes de la dirección del Grupo Popular. Se trata de una cesión, pues no deja de ser un respaldo pasivo al candidato socialista. A partir de ahí, fue más sencillo el acuerdo para el reparto de las cuatro vicepresidencias y las cuatro secretarías, con la garantía de que el PP obtendrá tres sillas en total, gracias al apoyo de Ciudadanos, mientras que sin acuerdo podía haberse quedado con dos y en una Mesa controlada por la izquierda.

Los negociadores

En las negociaciones participaron Rafael Hernando, por parte del PP, Antonio Hernando, en el PSOE, y tanto José Manuel Villegas como Miguel Gutiérrez por parte de Ciudadanos. El principio de acuerdo estaba hecho a primera hora de la tarde, y lo confirmó en primer lugar Pedro Sánchez, aunque solo a medias, ya que se refirió a un pacto con Ciudadanos para elegir el presidente. Sánchez obvió por completo que en el acuerdo estaba también el PP, en un intento por no molestar demasiado a Podemos. Los votos de la formación morada son fundamentales para el propósito de Sánchez de lograr también la Presidencia del Gobierno, pese a tener tan solo 90 de 350 diputados. El líder socialista trató de incorporar a Podemos a un acuerdo para la Mesa, pero Iglesias le exigió a cambio tener cuatro grupos parlamentarios, y por ahí no pasó Sánchez.

Poco después, en la Junta Directiva del PP, Mariano Rajoy confirmó el reparto acordado a tres bandas y los tres nombres de su partido: Celia Villalobos y Rosa Romero como vicepresidentas, y Alicia Sánchez Camacho como secretaria. En el Senado, Pío García Escudero repetirá como presidente. En conversación con ABC, Villalobos mostró su satisfacción por repetir como vicepresidenta primera, aseguró que no había tratado nunca con López, por lo que estaba pidiendo referencias, y auguró una Mesa en la que será obligado llegar a constantes acuerdos. El presidente saliente, Jesús Posada, se enteró del acuerdo y de los cambios al escuchar a Rajoy durante su intervención, ya que nadie le comunicó que no volvería a ser candidato a la Presidencia.

Desde el Gobierno en funciones se valoró de forma especial este primer acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos. Según opinaron las fuentes consultadas, ha sido una muestra de generosidad y responsabilidad para empezar a dar una respuesta razonable a la situación actual.

«Pluralidad»

Para los populares era muy importante que se enviara un mensaje, en esta primera negociación de la legislatura, de la voluntad de Rajoy y del PP de lograr consensos plurales y acuerdos «generosos». De hecho, al día siguiente de las elecciones en Moncloa ya se reconocía que para lograr una gran coalición de Gobierno, el primer paso era el pacto en el Congreso, donde los populares querían enviar un mensaje de su ánimo de pactar y ceder, pese a ganar el 20 de diciembre.

El Congreso se constituirá hoy a partir de las 10 de la mañana. Habrá una primera votación para elegir al presidente. Si no logra el respaldo de la mayoría absoluta (176 votos), habrá una segunda votación, y resultará elegido el que tenga más votos. A continuación habrá otras dos votaciones, una para elegir los cuatro vicepresidentes y otra para los cuatro secretarios. Por parte del PSOE, junto a Patxi López, propondrá a Micaela Navarro como vicepresidenta segunda, previsiblemente. Los nombres de Ciudadanos para la Mesa serán José Ignacio Prendes y Patricia Reyes, como secretarios tercero y cuarto. A Podemos le corresponderá una vicepresidencia y una secretaría. El primer sillón lo ocupará Gloria Elizo, y el segundo, Marcelo Expósito, de Barcelona en Comú.