Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos
Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos - EFE

Podemos tacha de «fracaso» la manifestación de «los trillizos de Aznar»

El partido de Iglesias pide a Sánchez que dialogue con los grupos independentistas «sin líneas rojas» y a los partidos catalanes que no tumben los Presupuestos este miércoles en el Congreso

MadridActualizado:

La estrategia de Podemos tras la manifestación en Madrid por la unidad de España y para exigir elecciones generales al Gobierno ha sido la de desmerecer el encuentro y rebajar su poder de convocatoria. La coportavoces del partido Noelia Vera y Pablo Echenique han tachado de «fracaso» la concentración convocada por el Partido Popular y Ciudadanos, y en la que también participó Vox.

Vera ha explicado que pese a que los «trillizos de Aznar» pusieron en marcha toda su maquinaria e hicieron «una gran inversión de dinero» ningunó logró los objetivos que esperaban. «Contaban con el dinero del PP, no sabemos si sucio o limpio», ha espetado la coportavoz tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Coordinación de Podemos. «Y con todo eso, bajo nuestra opinión, fue un fracaso, se quedaron muy cortitos en expectativas», ha continuado.

Desde Podemos insisten en el pinchazo y aseguran estar «esperanzados» porque eso demuestra que hay una España que quiere trabajar en el camino del diálogo. Algo que, a su juicio, se ha demostrado estos días con las manifestaciones a favor del taxi en Madrid o con las vivida en Teruel y Santiago de Compostela contra los recortes en sanidad. «Esas tres suman más que los que se manifestaron en Madrid queriendo incendiar y manifestar su odio», ha considerado Vera. Además, ha recordado que hubo manifestaciones convocadas anteriormente por el PP que han tenido mucho más éxito que la de Colón este domingo.

Preocupados por un adelanto

Vera le ha pedido a Sánchez que no ceda ante «las presiones» del PP, Cs y Vox ni antes las de «la derecha de su propio partido», respecto al bandazo que dio el pasado viernes el Ejecutivo al anunciar que rompe el diálogo con los independentistas. Además, ha insistido en la necesidad de no poner «líneas rojas» y de que el Gobierno se siente con los partidos sececionistas sin restricciones: «Deben estar dispuestos a hablar de todo».

Minutros después de la rueda de prensa, el Ejecutivo anunciaba la posibilidad de convocar elecciones generales el 14 de abril en una suerte de presión a los independentistas. En Podemos saben que si los secesionistas tumban las cuentas el Gobierno está abocado a adelantar los comicios en un momento de cisma interno que perjudicará al líder Pablo Iglesias en las urnas. Por ello, la hoja de ruta morada es que los Presupuestos pasen el primer trámite parlamentario este miércoles, pero en el caso contrario están preparados para empezar la carrera electoral.

Así lo explicado el secretario general del partido en Twitter, donde asegura que «saldrán a ganar», pero también pone sobre la mesa al bloque de la moción de censura para frenar la reedición del pacto andaluz de PP, Cs y Vox. «Si se vuelven a dar las condiciones para que el bloque de la moción negocie una investidura y un gobierno, habrá que asumir los mismos retos», ha expresado el líder de Podemos.

Exigencias del soberanismo

Según el secretario de Organización y coportavoz de la formación, Pablo Echenique, su «obligación» es escuchar a todas esas personas que se han movilizado a favor de los derechos sociales y trabajar a «brazo partido» para que este miércoles retiren sus enmiendas a la totalidad y voten a favor de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso de los diputados. Echenique ha pedido a los partidos independentistas que no utilicen las cuentas como «moneda de cambio» para sus reclamaciones políticas: «Los derechos nunca pueden ser moneda de cambio en las peleas partidistas que cada uno pueda tener».

Aun así, en Podemos confían en superar este primer trámite y explican que ya están trabajando en las enmiendas parciales que presentarán para que el Gobierno cumpla todas las medidas del pacto presupuestario rubricado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en octubre. Respecto a la reunión entre ambos el pasado miércoles, el secretario de Organización de Podemos ha explicado que tuvo lugar para «poner encima de la mesa» los incumplimientos del acuerdo y que se ha avanzado «tímidamente».