El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - IGNACIO GIL

Las pensiones irrumpen en la lucha política

Rajoy pide un debate monográfico en el Congreso y la oposición acuerda debatir sobre la revalorización de las pensiones en el seno del Pacto de Toledo

MadridActualizado:

Las pensiones han logrado monopolizar la agenda política. Ayer, miles de jubilados volvieron a concentrarse en más de 50 ciudades españolas para reclamar unas pensiones dignas, aunque estas concentraciones no tuvieron la magnitud y la afluencia de las del pasado 22 de febrero. Al mismo tiempo, la política institucional entraba de lleno en este debate con dos anuncios importantes, uno en el Ejecutivo y otro en el Legislativo, concretamente en el Pacto de Toledo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció en una entrevista en Telecinco que va a pedir la comparecencia en el Cogreso de los Diputados para mantener un debate monográfico general sobre las pensiones. El líder del Ejecutivo aseguró que este Pleno tendría lugar en 10 ó 12 días, y servirá para que el Gobierno explique su posición y para que los grupos de la oposición expongan sus posturas.

«Puede ser el Pleno más importante de esta legislatura», advirtió. «Entiendo perfectamente la reivindicación de los pensionistas, pero la recuperación económica no ha llegado donde todos queremos y no hay recursos suficientes, pero llegará. Hemos subido las pensiones, poco, a lo largo de los años de la crisis. Ahora que hay recuperación quieren que se suban más las pensiones, lo entiendo, pero tengo que tener una visión general. No podemos gastar lo que no tenemos», explicó el presidente.

Retratarse

La intención del Gobierno con este debate es que los grupos de la oposición se retraten, sobre todo Ciudadanos, que se encuentra inmerso en una ofensiva contra el Ejecutivo en todos los ámbitos. Sin embargo, la conveniencia de este Pleno también es compartida por los demás partidos, que ven una oportunidad para mostrar la imagen de un Gobierno solo con todo el Parlamento en contra.

Sobre este debate, que según fuentes del PP podría celebrarse el próximo 14 de marzo, informa Itziar Reyero, el PSOE fue muy crítico. Su portavoz, Margarita Robles, aseguró que Rajoy ha realizado este movimiento «a rastras» ante la presión de la oposición y los movimientos en la calle.

Una postura compartida por el diputado de Unidos Podemos Rafael Mayoral, que afirmó que el presidente «vendrá no porque quiera o porque se lo hayan pedido los grupos políticos, sino porque hay decenas de miles de pensionistas movilizándose». Ambos partidos plantearon además que el Pleno no se reduzca solo a un debate para fijar posturas, sino que pidieron que los grupos puedan plantear iniciativas y que se puedan votar resoluciones. En este sentido, Unidos Podemos, ERC, PDECat, Compromìs, Coalición Canaria y Nueva Canarias (Grupo Mixto) registraron formalmente esta petición, así como que el Pleno tenga lugar el día 15.

Sin embargo, este no fue el único movimiento institucional. Los grupos de la oposición también se pusieron de acuerdo para empezar a debatir la suficiencia de las pensiones durante la reunión de la Comisión de Evaluación y Análisis del Pacto de Toledo. El debate comenzará el miércoles de la semana que viene, día 7 de marzo, y la propuesta que tienen PSOE, Podemos, PNV y PDECat para asegurar el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones es la revalorización de las pagas con el Índice de Precios al Consumo (IPC).

El debate sobre las propuestas para el alza de las pensiones será el único punto del orden del día de la reunión del próximo día 7 ya que los grupos acordaron no abrir ningún otro debate en el seno de la comisión hasta llegar a un consenso sobre medidas para asegurar la suficiencia.

Tensión en el Pacto

El PP se mostró en contra de iniciar este debate argumentando que debía seguirse el plan de trabajo previsto. No en vano, la comisión lleva debatiendo más de un año sobre las recomendaciones del Pacto de Toledo y la número dos, sobre suficiencia del sistema, había quedado aparcado ante la falta de acuerdo.

Fuentes presentes en la reunión aseguraron que durante la misma se vivieron algunos momentos de tensión entre la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, y los representantes de los grupos.

Villalobos les habría recriminado que estaban «trasladando temas políticos» a la comisión, mientras que algunos diputados de la oposición defendieron que se trataba de «una cuestión de orden», ya que el debate sobre la revalorización figuraba antes que otros puntos en los planes de trabajo de la comisión.