Rajoy firma en una cámara, durante una reciente entrevista en TVE
Rajoy firma en una cámara, durante una reciente entrevista en TVE - ABC

La nieve frena a un hiperactivo Rajoy

El presidente ha intensificado su agenda pública en las últimas semanas, tanto dentro de España como fuera

LogroñoActualizado:

El temporal de nieve en el centro y norte de España ha logrado frenar a un presidente del Gobiernohíperactivo desde hace semanas, dispuesto a ganar sobre el terreno lo que las encuestas están quitando al PP. La agenda pública de Mariano Rajoy se ha intensificado de forma especial desde la estrepitosa derrota de su partido en las elecciones catalanas, tanto dentro de España como en el exterior.

Rajoy dio un toque de atención a todos sus ministros para que se patearan España de arriba abajo. Pidió más contacto con la gente, más cercanía y más presencia, para hacer al Gobierno mucho más visible en todos los rincones del país. En Cataluña, sí, pero también en esa España «vacía», con problemas de despoblación, donde el mundo rural tiene más peso, y donde el PP sigue estando por encima de Ciudadanos. Y también en Comunidades donde los populares tienen problemas especiales, como la Valenciana, donde el juicio de la Gürtel ha dejado noqueado al partido.

El presidente se puso a la cabeza para dar ejemplo a los suyos, y lo cierto es que no ha parado de moverse desde que comenzó el año. Inició una especie de gira por España, que le ha llevado a ciudades como Salamanca, León, Palencia, Castellón, Valencia, Zaragoza, y este miércoles tenía previsto acudir a Logroño.

En los trayectos nacionales Rajoy suele desplazarse en AVE siempre que es posible. Si la distancia lo permite también puede llegar a su destino en coche. Lo que no hace nunca es volar en helicóptero, un medio de transporte que tiene vetado desde que sufrió el accidente en Móstoles, en 2005, junto a Esperanza Aguirre. Para ir a Logroño La Moncloa descartó el coche, por la situación de las carreteras, y todo estaba preparado para ir en avión.

Rajoy tenía previsto inaugurar el Polígono de Experiencias para las Fuerzas Especiales de la Guardia Civil, a las 11.30. Además, iba a presenciar un acto protagonizado por los Grupos de Acción Rural de la Benemérita. En sus visitas por España, el presidente suele quedarse a comer con las autoridades regionales y locales de su partido, y le gusta dar un paseo por las calles céntricas, donde se hace decenas de fotos con todo aquel que se lo pide.

Pero la visita a Logroño se suspendió por la intensa nevada caída, que obligó a la Guardia Civil a cancelar el acto que tenía preparado, según fuentes de Interior. Al parecer, las condiciones meteorológicas impidieron que algunas unidades de la Guardia Civil que iban a participar en el acto pudieran acceder a la zona.

La nieve, pues, dejó a Rajoy en La Moncloa. Interrumpía así una agenda pública frenética, que le llevó el jueves y viernes a Bruselas, el sábado a Zaragoza, el lunes a Túnez, el martes a un acto con olímpicos en Madrid, hoy iba a ser Logroño, mañana tendrá una entrevista en televisión, la semana seguirá en Tenerife, el viernes y el sábado, y el lunes que viene acudirá a Badajoz y a Portugal.

Rajoy, con su paso acelerado, ha conseguido dejar extenuado al equipo que le sigue, y que ve cómo en pocas semanas la agenda internacional se completará con viajes a Chipre, Bruselas, Angola, Argelia y Argentina, más la Convención del PP en Sevilla.