Rosalía Iglesias, mujer de Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional - EFE / Vídeo: Cospedal no teme que la esposa de Bárcenas entre en prisión

La mujer de Bárcenas, a prisión hasta que abone una fianza de 200.000 euros

La Audiencia Nacional condenó a Rosalía Iglesias a quince años de prisión por el caso Gürtel

La condena todavía no es firme: la sentencia es recurrible en casación ante el Tribunal Supremo

MadridActualizado:

Rosalía Iglesias, la mujer del antiguo tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, será encarcelada de forma provisional salvo que abone una fianza de 200.000 euros. El tribunal le ha impuesto este miércoles la medida de prisión eludible bajo fianza. La Audiencia Nacional considera suficiente esta medida para impedir que Iglesias, condenada a quince años de cárcel por el caso Gürtel, se fugue ante la alta pena impuesta. La condena todavía no es firme: la sentencia es recurrible en casación ante el Tribunal Supremo.

La mujer de Bárcenas y el exmarido de Ana Mato han entrado en la prisión de Soto del Real hace unas horas pero saldrán de la cárcel cuando sean capaces de reunir el dinero. Rosalía Iglesias fue condenada por la Audiencia Nacional por utilizar procedimientos ilegales, en connviencia con Bárcenas, para ocultar las rentas de ambos, que ocultaron en cuentas en Suiza. Ellos argumentaron en el juicio que su fortuna era producto de la habilidad de Bárcenas como negociante en la venta de obras de arte, algo que no creyó el tribunal. La Fiscalía Anticorrupción solicitó en la vista una pena de 24 años de cárcel para Iglesias.

La situación de la mujer de Bárcenas inquieta a la cúpula del PP, ante el temor de que su encarcelamiento destape una supuesta venganza del antiguo tesorero, también en prisión. Más que por la posible aportación de pruebas contra algún dirigente, preocupa una estrategia de descrédito en los juicios pendientes del caso Gürtel, del que todavía faltan ramas por ser enjuiciadas. Génova, pendiente del destino de Iglesias, quien apeló a su condición de madre para evitar su encarcelamiento preventivo, a pesar de su condena de 15 años.

En el auto que ordena el encarcelamiento, el tribunal valora «la importante cantidad de recursos económicos que el matrimonio llegó a acopiar con la ilícita actividad delictiva desplegada por ambos». Los jueces explican que Rosalía Iglesias «tenía capacidad de disposición» de parte de esos fondos, pero creen que su riesgo de fuga ha disminuido por el encarcelamiento de Bárcenas. La cifra de 200.000 euros se ha fijado según los beneficios que los delitos le reportaron a la mujer de Bárcenas, parte de los cuales permanecen ocultos.

La misma medida ha recaído sobre los hombros del antiguo alcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda, condenado a catorce años y ocho meses de cárcel por lucrarse a través de comisiones ilegales de la trama Gürtel, una red a la que se plegó y favoreció desde su cargo público. El tribunal del caso le ha impuesto una fianza de 100.000 euros para que evite su encarcelamiento. Su exmujer, la exministra de Sanidad Ana Mato, fue condenada como responsable civil por beneficiarse de los regalos que recibió Sepúlveda.

Para justificar la prisión eludible para Sepúlveda, la sección segunda de la Sala de lo Penal explica que su pena no es tan elevada como la de los condenados enviados a prisión sin ninguna condición que pueda evitarlo: Bárcenas, López Viejo y Ortega. La cifra de 100.000 euros se corresponde con «los beneficios y patrimonio» que llegó a obtener gracias a su actividad corrupta desde la alcaldía de Pozuelo.

Otros condenados por el caso Gürtel citados este miércoles han tenido más suerte. El antiguo concejal de Majadahonda Juan José Moreno (condenado a 15 años y 2 meses), la exmujer de Correa Carmen Rodríguez Quijano (condenada a 14 años y 8 meses), el contable de la trama José Luis Izquierdo (17 años y 7 meses) y el testaferro Antonio Villaverde (8 años y 2 meses) han quedado libres, pero no podrán salir de España. Tienen prohibido abandonar el territorio nacional, deben entregar el pasaporte y deberán comparecer cada quince días en el juzgado. El tribunal considera suficiente estas medidas para ellos, al no ver riesgo de fuga.

En el caso de la exmujer de Correa, el tribunal alega la importancia de que tenga una hija de 14 años, de la que le corresponde la guarda y custodia. «A nadie se le escapa la conveniencia de que mantenga su convivencia con ella el mayor tiempo posible» dada su edad, señalan los jueces, que destacan que la sentencia aún no es firme.

La prisión preventiva es la medida cautelar más grave, que permite encarcelar a una persona que no ha sido todavía condenada, o cuya condena todavía no es firme (como es el caso de la sentencia del caso Gürtel), para evitar que reincida, destruya pruebas o se fugue. El tribunal del caso envió a prisión provisional el pasado lunes a tres condenados: Luis Bárcenas, el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega y el exconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo, todos por el riesgo de que se fuguen. Además de los ya presos Correa y Crespo, ellos recibieron las penas más altas, superiores a los 30 años de cárcel.

En la sentencia, la Audiencia Nacional condenó al PP a devolver 245.492 euros por beneficiarse de los delitos de la red corrupta, sin conocer el origen delictivo del dinero. En el relato de hechos, los jueces consideran acreditada la caja B del PP y la existencia de un «auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional», tejido entre la red corrupta y el partido, en la era de la bonanza.