Jordi Sànchez
Jordi Sànchez - ABC

Jordi Sànchez acudirá el lunes al TEDH para que le permita asistir a su investidura

Según ha informado la defensa, apelarán al artículo 39 del Reglamento del Tribunal después de que Llarena no permitiera al antiguo líder de la ANC ir al pleno de investidura

MadridActualizado:

La defensa de Jordi Sànchez (JxCat) ha confirmado que este lunes a las 8.00 horas presentará una demanda de medidas cautelares ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para pedir su puesta en libertad para acudir al pleno de investidura.

Según ha informado la defensa, que ejerce el abogado Jordi Pina, lo presentarán al amparo del artículo 39 del Reglamento del Tribunal el lunes, puesto que este viernes no han podido hacerlo al notificarles tarde la resolución del Tribunal Supremo rechazando la excarcelación, después de cerrar la oficina del TEDH.

Desde la defensa han querido dejar constancia de que la resolución del TS en la que se denegaba el permiso para asistir al pleno al candidato Jordi Sánchez, no les ha sido notificada hasta las 16.35 horas «una vez el TEDH se encontraba ya cerrado».

Las citadas fuentes de la defensa aseguran que el hecho de que se les haya dado traslado formal de la decisión «tan tarde» no es casual y que dificulta que hayan podido recurrir al alto tribunal europeo para pedir este mismo viernes unas medidas cautelarísimas para que Sànchez asistiera a la investidura.

Se da la circunstancia de que la oficina de tramitación de demandas del TEDH está operativa de lunes a viernes de 8 a 16 horas, por lo que hasta el próximo lunes no pueden presentar el recurso, el mismo día en que está fijado el pleno de investidura.

La decisión del juez Llarena

El magistrado Pablo Llarena ha basado su decisión en el riesgo de reiteración delictiva, al subrayar que los delitos que está investigando se desplegaron precisamente desde actuaciones legislativas y ejecutivas «claramente ilegales, y desatendiendo de manera flagrante los controles constitucionales, judiciales e institucionales dispuestos en el ordenamiento jurídico, lo que se hizo en aplicación de una táctica que no ha sido excluida y sigue respaldándose de presente».

Entre otros argumentos, el juez resalta que una conducción vigilada de Sànchez al Parlament no aporta la contención precisa para un traslado seguro, «menos aún en quien -como reflejan los hechos descritos al principio de esta resolución- ha empleado su liderazgo en desbordar y sobrepasar la fuerza que un Estado democrático puede aplicar para la observancia de la ley».

Además, cree que dejarle en libertad «no supone sino favorecer la reiteración delictiva que trata de conjurarse, visto que la actividad delictiva que se investiga se desplegó -precisamente- desde actuaciones legislativas y ejecutivas claramente ilegales, y desatendiendo de manera flagrante los controles constitucionales, judiciales e institucionales del ordenamiento jurídico, lo que se hizo en aplicación de una táctica que no ha sido excluida y sigue respaldándose de presente».

Apoyo de Torrent

Por su parte, el presidente del Parlament, Roger Torrent, apoya que la defensa del candidato lleve el caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TDEH) de Estrasburgo. Una acción

Según fuentes de la Presidencia del Parlament, Torrent «agotará todas las vías para defender los derechos de los diputados y la soberanía del Parlament».

Fuentes de JxCat indican que el grupo es partidario de que el pleno de investidura no se suspenda porque «el Parlament es soberano y no puede estar sometido a la voluntad de un juez».

JxCat también era partidario de mantener el pleno de investidura de Carles Puigdemont convocado para el 30 de enero, si bien entonces Torrent decidió aplazarlo al no ver garantizados todos los derechos del entonces candidato.