Pedro Sánchez y Miquel Iceta durante la campaña de las elecciones catalanas de septiembre de 2015
Pedro Sánchez y Miquel Iceta durante la campaña de las elecciones catalanas de septiembre de 2015 - EFE

De Granada a Barcelona: el PSOE busca su hoja de ruta para Cataluña

Las Ejecutivas del PSOE y el PSC se reúnen en Barcelona para presentar su oferta política para Cataluña

MadridActualizado:

Las Ejecutivas del PSOE y el PSC se reúnen este viernes en Barcelona de forma conjunta, en un encuentro que será el preambulo a la presentación de un documento conjunto en el que ambas partes han trabajado en los últimos días y que será el plan de actuación de los socialistas como «respuesta política» al independentismo pero también al «inmovilismo» de Mariano Rajoy.

Un documento que ha sido guardado con celo por la dirección socialista y en el que se apostará por una reforma federal de la Constitución. El PSOE lleva instalado en ese escenario desde el año 2013 cuando concibieron su Declaración de Granada. Aquel documento es sacrosanto para la familia socialista. Y fue objeto de un tenso cruce de acusaciones entre Pedro Sánchez y Susana Díaz durante las primarias: «Tú entras y sales sales y entras. No digo que seas voluble, digo que cambias de opinión en función de lo que te venga bien. No se puede tener cada día de la semana una opinión distinta o 19 por las comunidades y ciudades autónomas que hay. Has salido de la Declaración de Granada», le dijo la presidenta de la Junta de Andalucía a Sánchez.

El sanchismo que ahora gobierna Ferraz sin oposición considera que su propuesta política no vulnera los principios de Granda, pero de facto va más allá al asumir el concepto de la plurinacionalidad del Estado. El 39 Congreso socialista ya asumió este concepto y la propuesta que se conocerá mañana tendrá una redacción muy similar a la ponencia aprobada: «Proponemos una reforma constitucional federal, que mantenga la unidad del Estado, perfeccionando el carácter plurinacional del mismo, y que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español, de acuerdo con los arts. 1 y 2 de la CE».

Los críticos con Sánchez estarán mirando con lupa los detalles. No quieren ninguna propuesta que suponga ningún cambio en el artículo 2 de la Constitución. Desde el equipo de Sánchez explican que «no hace falta» abordar esa modificación y apuestan por desarrollar el Estado Federal mediante la revisión del Título VIII.

El artículo 2 reza así: «La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas». Es la referencia a las nacionalidades la que justifica la postura de Sánchez sobre la plurinacionalidad, pero es en ese mismo artículo en el que se garantiza la «indisoluble unidad» de nuestro país. Los críticos a Sánchez y Ciudadanos no quieren ningún cambio en ese artículo, aunque el nuevo PSOE se haya cuidado mucho en insistir en su compromiso con que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español.

Pero además de la reforma de la Constitución, el PSOE planteará hoy una clarificación competencial más clara. Quieren los socialsitas que la Carta Magna establezca que competencias corresponden al Estado y que el resto se entiendan que corresponden a la autonomías. Y limitar al máximo las competencias compartidas. Granada ya denunciaba «un sistema de reparto competencial confuso y conflictivo».

También incluirá apuestas el PSOE por clarificar la financiación. Ya en Granada Alfredo Pérez Rubalcaba logró incluir un párrafo en el apartado de la financiación en el que hablaba del principio de ordinalidad en el sistema, es decir que la solidaridad interterritorial no coloque «en peor condición relativa de quien contribuye respecto a quien se beneficie». El documento del 39 Congreso incide en lo mismo.