Pedro Sánchez, en La Moncloa
Pedro Sánchez, en La Moncloa - EFE

Esta es la nota de prensa oficial con la que Sánchez mintió sobre la validez de su tesis plagiada

El Gobierno aseguró en un comunicado que la tesis había sido evaluada por dos programas antiplagio. La Moncloa reconoce ahora que esas evaluaciones no existen

MadridActualizado:

El comunicado con el que el Gobierno salió al paso de las informaciones de ABC que desvelaban que Pedro Sánchez plagió su tesis doctoral sigue disponible en la página web de La Moncloa y lo dice claro: «Tras el análisis de la tesis doctoral presentada por el presidente Pedro Sánchez en el año 2012, la evaluación de las herramientas Turnitin y PlagScan, determinan el contenido original de la tesis, superando ampliamente los estudios de coincidencias».

La nota es del 14 de septiembre de 2018. Seis meses después, La Moncloa reconoce que esos informes antiplagio no existe. En una respuesta del Consejo de Transparencia a una petición de «EsDiario», este organismo asegura que «no ha habido actuación pública en el proceso de verificación de la autenticidad de la tesis del presidente del Gobierno».

Nota de prensa del Gobierno
Nota de prensa del Gobierno

«El software utilizado —añade el Consejo de Transparencia— no se ha costeado con dinero público y las comprobaciones de la autenticidad de su tesis no habían sido realizadas por la Secretaria de Estado de Comunicación ni por órgano alguno de la Presidencia».

Sin embargo, el gabinete de comunicación del Ejecutivo aseguraba en una nota oficial el pasado septiembre que la tesis de Sánchez había sido sometido a la evaluación de dos programas antiplagio. «En el caso del Turnitin ha obtenido un 13%» de coincidencias, aseguraba el Gobierno. «En PlagScan ha cifrado un 0.96%, cada uno con su metodología». El Ejecutivo añadía que «existe un amplio consenso en el ámbito académico en considerar que se trata de porcentajes normales, de acuerdo a la normativa y los protocolos de verificación».

La nota añadía más información sobre la metodología del supuesto estudio antiplagio de la tesis del presidente del Gobierno. Según La Moncloa, en ambos estudios se habían excluido «los artículos de actualidad de naturaleza periodística con posterioridad a la tesis actual, la bibliografía y las fuentes con similitudes inferiores al 1%». También se decía que habían «depurado también en la medida de lo posible las coincidencias bibliográficas en las notas al pie de página, pudiéndose, con un análisis más pormenorizado, obtener en los dos softwares todavía unos porcentajes menores en coincidencias».

No es la primera vez que el Gobierno se desvía de la versión ofrecida en la nota de prensa de septiembre. En diciembre, también en una respuesta a «EsDiario», La Moncloa admitía «ni la secretaría de Estado de Comunicación ni ningún otro órgano de la Presidencia del Gobierno han realizado el análisis, ni emitido informes o documentos en relación con el uso de las herramientas Turnitin y PlagScan». Según esta versión, «el análisis de la tesis doctoral de D. Pedro Sánchez Pérez-Castejón, fue efectuada dentro de su ámbito privado y particular».

Hay que recordar que la compañía PlagScan, en un análisis propio de la tesis de Sánchez, comunicó en su día que los resultados de la prueba que difundió el Ejecutivo (0.96 por ciento de contenido plagiado de otros textos) difieren notablemente con los que encontró la propia compañía, que ascendían a un 21 por ciento. El presidente de PlagScan, Markus Golbach, reconoció que les hubiera gustado haber recibido de La Moncloa información detallada acerca de la metodología empleada para hacer la prueba con su software.