Íñigo Errejón, exdiputado de Podemos
Íñigo Errejón, exdiputado de Podemos - EFE

Errejón sí tendrá de qué vivir hasta mayo: tiene derecho a una indemnización de 8.700 euros

El exdiputado de Podemos puede acogerse a la prestación denominada «indemnización por cese»

MadridActualizado:

Íñigo Errejón anunció ayer su dimisión como diputado de Podemos, atentiendo así a las presiones de la dirección para que renunciara a su acta, después de haber apostado por presentarse a las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid con la marca electoral de Manuela Carmena, y no en las listas de Podemos, como estaba previsto.

Durante los últimos días, varios dirigentes expresaron en público su deseo de que el ya exdiputado entregara su acta. El más explícito fue el secretario de Organización, Pablo Echenique, que llegó a ironizar con la inicial resistencia de Errejón a marcharse. « De algo tendrá que vivir hasta mayo», dijo Echenique.

Lo que quizá no sabía Echenique es que Errejón sí tendrá de qué vivir hasta las elecciones de mayo. En concreto, el exdiputado de Unidos Podemos tiene derecho a recibir una indemnización del Congreso de 8.701,29 euros tras haber renunciado a su escaño.

Esta prestación se denomina «indemnización por cese» y la pueden cobrar, si cumplen determinadas condiciones, los parlamentarios que dejan de serlo al finalizar la legislatura o en medio de la misma.

En concreto, tienen derecho a ella los miembros del Congreso o el Senado que hayan tenido escaño durante al menos dos años. Su cuantía está fijada en la de la asignación constitucional, es decir, el sueldo base de sus señorías, que ahora es de 2.900,43 euros.

Esta indemnización, de carácter mensual que se cobra por un máximo de 24 meses, asciende a una mensualidad por cada año de mandato o fracción superior a seis meses.

Errejón ha sido diputado durante tres años y casi un mes. Llegó a la Cámara cuando arrancó la XI Legislatura, en enero de 2016, y mantuvo su condición de parlamentario hasta el arranque de la siguiente, en julio de aquel año, porque era miembro de la Diputación Permanente.

Es decir, enlazó la denominada «legislatura corta» con la actual y ha acumulado un total de tres años y un mes de mandato, lo que le da derecho a tres mensualidades de 2.900,43 euros cada una que, sí así lo solicita, cobrará entre febrero y abril.