Francisco Álvarez Cascos, ex secretario general del PP
Francisco Álvarez Cascos, ex secretario general del PP - EFE

Cascos: «Nunca conocí nada ajeno a la contabilidad oficial del PP»

El ex secretario general de Génova niega haber recibido sobresueldos como apuntan los papeles de Bárcenas: «He sido víctima de "fake news"»

MadridActualizado:

Francisco Álvarez Cascos, todopoderoso «general secretario» del PP entre 1989 y 1999 según le bautizó José María Aznar, ha negado hoy rotundamente haber tenido constancia de una financiación irregular en Génova. «Nunca conocí nada ajeno a la contabilidad oficial del PP, que auditaba el Tribunal de Cuentas», ha declarado Cascos en la comisión de investigación del Congreso que investiga la supuesta caja B del partido.

El hoy líder de Foro Asturias, formación que fundó tras desvincularse del PP en 2011, asumió responsabilidades de tesorero en funciones entre 1990 y 1993 y coincidió en esas labores con Rosendo Naseiro y Álvaro Lapuerta, de tesoreros, y con Luis Bárcenas, como gerente. Durante esa etapa, aseguró, nunca tuvo conocimiento de irregularidades y rechazó haber recibido sobresueldos, como ha recogido Bárcenas en sus famosos papeles.

«En el PP existían sueldos que tenían el correspondiente soporte presupuestario y legal», ha zanjado. El salario extra que él cobró por su dedicación especial al PP figura en sus declaraciones de la renta, ha precisado afirmando ser víctima de «fake news» que ha «tenido que soportar estoicamente».

Según ha manifestado, siempre tuvo una «relación correcta» con Bárcenas a quien no guarda«ningún reproche» pese a que este declaró ante el juez Ruz haberle entregado pagos en negro, hasta 10 millones de euros. «Su comportamiento ha sido intachable», insistió Cascos sobre el extesorero, aunque ha rechazado que el partido deba asumir responsabilidades por él. «El no tiene ni KGP, ni gestapos ni Método 3», se ha desvinculado el exsecretario general de Génova de la presunta actividad delictiva del extesorero de Génova.

«Procedimiento inquisitorial»

La sesión ha comenzado con el interrogatorio del PSOE y Cascos ha acusado al diputado Felipe Sicilia de plantear un «procedimiento inquisitorial» contra el PP cuando, precisamente, fue Ferraz la condenada por financiación ilegal en sus años como secretario general. Cascos ha mostrado incluso algunos recortes de periódico de aquella época.

La diputada de Podemos Noelia Vera le ha recordado que la sentencia de la Gürtel da por acreditada una caja B del partido desde 1989, pero ha negado sentirse responsable por ello. «¿Usted no va a chequear mi conciencia, ¿verdad?», le ha replicado en un tenso lance.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, le ha recordado cómo el PSOE le puso la etiqueta de «doberman» por su agresividad política. «Aquel doberman pasó a ser un caniche cuando le preguntaron un día por Bárcenas», le reprochó insinuando un supuesto pacto de silencio con el extesorero.

Como exministro de Fomento también ha negado la posibilidad de que existieran tratos de favor con empresas adjudicatarias. «En la administración del Estado lo considero imposible y por lo tanto inverosímil».