Dispositivo policial frente a la embajada de Corea del Norte tras el asalto
Dispositivo policial frente a la embajada de Corea del Norte tras el asalto - Guillermo Navarro

Los asaltantes de la embajada norcoreana pasaron datos al FBI

Forman parte de un grupo de disidentes del régimen que actuó al margen de la CIA

WashingtonActualizado:

El grupo de disidentes norcoreanos que asaltó la embajada de Corea del Norte en Madrid el mes pasado no actuaba bajo instrucciones de la CIA pero sí que compartió con la policía judicial norteamericana -el FBI- la información que obtuvo en la operación, que hoy investigan las autoridades españolas, según publicó ayer el diario The Washington Post.

La Fiscalía no ha presentado aún cargos contra ninguno de los responsables del allanamiento, que tuvo lugar el 22 de febrero en el barrio de Aravaca y según la prensa norteamericana es obra del grupo disidente Free Joseon, también conocido como Cheollima Civil Defense. Cualquier coordinación de esos disidentes con las autoridades de Estados Unidos podría poner en riesgo el proceso de desnuclearización del régimen norcoreano en el que trabaja la Casa Blanca.

El grupo de opositores publicó el jueves en YouTube un vídeo en el que un hombre con la cara difuminada rompe las imágenes de los dictadores Kim Il-sung y Kim Jong-il, abuelo y padre del actual presidente de Corea del Norte, algo que según las sospechas de la inteligencia norteamericana pudo ocurrir dentro de la embajada norcoreana en Madrid durante el allanamiento. El régimen norcoreano condena con pena de muerte las afrentas a sus dictadores.

La Policía española explicó que un grupo de 10 personas encapuchadas asaltó la embajada, maniató a sus ocupantes, registró sus archivos y se llevó ordenadores y otro material informático. Algunos medios publicaron que los asaltantes tenían vínculos o trabajaban bajo el dictado de la CIA, algo que ahora desmiente el Post, citando fuentes de la propia inteligencia norteamericana, que considera esas informaciones falsas. Lo que sí que hicieron, según esas mismas fuentes, fue enviar parte de sus hallazgos al FBI, que depende del departamento de Justicia norteamericano.

Preguntada ayer por este incidente, una portavoz del FBI respondió con un comunicado en el que asegura que el cuerpo policial «mantiene una estrecha relación con las agencias policiales españolas que sobre todo se centra en compartir información y cooperación en asuntos de asistencia mutua». Rehusó responder a si recibió información sensible tras el asalto.

El anterior embajador norcoreano en Madrid es quien actualmente lidera las negociaciones de desnuclearización con EE.UU. Kim Hiok-chol fue expulsado del país por el ejecutivo de Mariano Rajoy a causa de los avances nucleares en su país.

El grupo Free Joseon extrajo de Macao al sobrino del actual dictador, el disidente Kim Jong-nam, cuando éste era perseguido por el régimen. Finalmente fue asesinado con gases venenosos en un aeropuerto de Malasia semanas después.