Un supuesto yihadista es detenido en España en una iamgen de archivo
Un supuesto yihadista es detenido en España en una iamgen de archivo - EFE

175 terroristas yihadistas podrían llegar a España desde Siria

En su informe anual, el DSN anuncia la detención de 76 supuestos terroristas en 53 operaciones durante 2017

El informe destaca la necesidad de combatir la propaganda yihadista en internet y de localizar sus fuentes de financiación

MadridActualizado:

Seguridad Nacional posiciona el terrorismo yihadista como «una de las principales amenazas mundiales» y advierte de la importancia de controlar a los combatientes terroristas extranjeros (CTE) que retornan a sus hogares tras el retroceso del Daesh en Siria. En su informe anual, el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) advierte que 175 CTE podrán llegar en los próximos meses a España y destaca la necesidad de combatir la propaganda yihadista en internet con el objetivo de reducir los casos de radicalización y la cooperación internacional para «neutralizar la amenaza».

El DSN pone el foco de atención sobre la situación de Siria e Irak ya que la pérdida de territorios por parte de las organizaciones terroristas definirá las futuras actuaciones de Al Quaeda y del Daesh. La evolución de este conflicto podría provocar, según el informe, que los grupos yihadistas se centren en cometer atentados fuera de sus zonas de influencia y en reclutar y radicalizar a jóvenes a través de internet. Junto a ello, también destaca el peso adquirido por el Sahel como una zona de «prioridad estratégica» al ser un punto caliente para actividades terroristas y recuerda que España sigue contribuyendo internacionalmente en la lucha contra el Daesh proporcionando formación a las FAS y a las unidades policiales desplegadas en el Sahel.

Como soluciones, el DSN destaca el reto «de primera magnitud» de detectar las relaciones que mantengan los terroristas con sus seguidores en Europa y de controlar el movimiento de posibles ejecutores de atentados y de los CTE. Estos combatientes constituyen una de las principales amenazas para toda Europa y, según el documento, pondrán a prueba «todos los elementos de alerta temprana» de la zona comunitaria. Debido a ello, el informe sostiene que existen medidas y acuerdos internacionales para controlar el flujo de estos yihadistas y para distinguir los niveles de peligrosidad que presentan.

37 combatientes yihadistas en suelo español

La estimación de Seguridad Nacional es que existen alrededor de 50.000 combatientes yihadistas con posibilidades de volver a sus países de origen en zonas de conflicto de los cuáles en torno a 6.000 proceden del continente europeo. Además, se calcula que cerca de un tercio de ellos ya han regresado a sus regiones de procedencia. En el caso español, se estima que hay 175 CTE que podrían retornar a suelo nacional. Entre ellos, hay cuatro menores y 23 mujeres además de que 37 ya están de vuelta en España.

DSN
- DSN

Además, el DSN explica que, de acuerdo con la lucha contra el terrorismo yihadista en España, los cuerpos de seguridad detuvieron durante 2017 a un total de 76 personas en 53 operaciones. A estos datos hay que añadir 10 detenciones en el extranjero, fruto de operaciones conjuntas con otros países, además de otras tres personas por presunta financiación del terrorismo en diferentes naciones europeas.

El informe en cuestión reconoce que las organizaciones estatales se encuentran trabajando en protocolos para facilitar la identificación de posibles terroristas solitarios y en la detección de vectores de comportamiento que permitan actuar antes de que se produzca el atentado. Asimismo, también pone «especial atención» en controlar las vías de financiación de los yihadistas centrándose en instrumentos que utilizan para obtener recursos como las criptomonedas y en tácticas también recurridas por ellos como el blanqueo de capitales, en torno al que anuncian el afianzamiento de un sistema para prevenir este delito.

Control de las vías de financiación yihadistas

De igual manera, ante «el carácter global» de la amenaza, el DSN destaca el reto de intensificar las actividades de la inteligencia y la importancia de lograr una mayor cooperación internacional en la que los servicios de inteligencia se coordinen y alcancen acuerdos con sus organismos homólogos para combatir de una forma más eficaz el yihadismo.

Con el objetivo de neutralizar la radicalización, el informe destaca la labor de los organismos españoles y europeos. Uno de ellos es el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta (PEN-LCRV) que, según el documento, ha permitido la implantación de los primeros grupos locales de lucha contra la racionalización violenta. Por otro lado, resalta las 5.485 comunicaciones ciudadanas logradas a través de redes sociales para informar sobre posibles casos de radicalización por la plataforma Stop Radicalismos del Centro de Coordinación de Información sobre Radicalización (CCIR). Además, ensalza la labor de Europol en el ámbito europeo para hacer un seguimiento continuado de los contenidos radicales en la red.

DSN
DSN