ABC
Elecciones Generales

La simbólica pegada de carteles dio el pistolezado de salida para la carrera hasta el 28-A

PP, PSOE, Podemos, Cs y Vox dan comienzo a las dos semanas de campaña electoral

Elecciones generales 2019: sigue la campaña electoral en directo

Actualizado:

En la media noche de este jueves, 12 de abril, ha arrancado la carrera electoral que desembocará en las elecciones generales que se celebrarán el próximo 28 de abril. Partido Popular, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Vox han dado el pistoletazo de salida con la tradicional pegada de carteles que da comienzo a dos semanas de campaña electoral.

Casado: «Patriotismo es votar al PP»

«¡Hoy empieza todo!» Pablo Casado está entusiasmado ante las elecciones generales y con la campaña que ya está encima, y que él encara con ese grito de guerra. El líder del PP eligió una sala de fiestas del Parque del Retiro de Madrid para abrir este «sprint» final hasta el día de las elecciones. Y sus primeras palabras en la campaña fueron para apelar al voto «unido y fuerte» del centro-derecha: «Patriotismo es votar al PP». Su discurso se cerró con el Himno Nacional.

«El patriotismo no puede estar reñido con las matemáticas. El patriotismo es votar al PP, porque es la única alternativa viable a Sánchez, y eso no lo niega ni Tezanos con el CIS», afirmó Casado, volcado ya desde el inicio en intentar concienciar de la importancia que tendrá la unidad de voto del centro-derecha para vencer a Sánchez y a los independentistas.

«El 28 de abril no se cuentan votos, se cuentan escaños. No es una apelación al voto útil, es una apelación al voto necesario, fuerte, urgente, unido, a intentar pasar página de esta pesadilla de nueve meses que estamos viviendo. Es una apelación a sacar a Torra de La Moncloa y a que Sánchez se baje del Falcon». «O cambiamos el Gobierno o nos cambian la Nación», advirtió Casado, que ha intervenido junto a Pío García-Escudero y Adolfo Suárez Illana.

Sánchez: «Vamos a teñir España de rojo».

El PSOE eligió Dos Hermanas para cerrar la precampaña electoral con un mitin en la tarde del jueves junto a María Jesús Montero y Susana Díaz en el que el mensaje clave fue la apelación a la movilización. Y el municipio sevillano fie horas después el lugar para el comienzo oficial de la campaña electoral.

En un centro social del municipio del que es alcalde el socialista Quico Toscano desde hace 36 años, unos 300 simpatizantes del partido se reunieron al ritmo de la música de Alejo Stivel que animó la espera hasta que el candidato socialista hizo su entrada al recinto unos minutos antes de la medianoche.

Ya con Sánchez en el recinto Stivel seguía con los mejores temas de Tequila de fondo, pero monetizándose con el discurso del partido y haciendo llamamientos a que nadie se quede en casa. «Esta vez no», dijo el cantante. El recuerdo de la pérdida de la Junta de Andalucías fue un mensaje recurrente de la pasada noche.

Sánchez arrancó la campaña «que nos va a llevar a ganar las elecciones» agradeciendo a su equipo por organizar una campaña en la que «vamos a pasarlo bien». Y repartiendo el juego, lo mismo agradecía la presencia a Díaz y a la líder provincial, Verónica Pérez, que destacaba las figuras de María Jesús Montero y Gómez de Celis. Tiempo de campaña, tiempo de equilibrios.

Sánchez vaticinó que «después de once años vamos a ganar las Elecciones generales y vamos a teñir España de rojo». Y cargó contra PP, Cs y Vox, que «en lugar tres tenores son los tres temores»: «Van justos a la plaza de Colón, van juntos a tomarse un vino y el 28 de abril se van a ir juntos a la oposición».

Un Podemos desinflado arranca en Aluche

Por su parte, en el madrileño parque de las Cruces, en el distrito de Carabanchel, se escuchó «muy flojito» el pistoletazo de salida de Unidas Podemos. En un auditorio al aire libre, en el que los asistentes no llenaron la grada de la plaza, el partido realizó la simbólica pegada de carteles a media noche que da comienzo a una campaña electoral decisiva para el futuro de la formación.

Al grito de «¡Presidente, presidente!» pegó el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el cartel con el lema «La historia la escribes tú». A su lado el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, le ayudaba con otra lámina.

«Va a ser una campaña llena de sorpresas», expresó Iglesias, que este sábado estará en Las Palmas y el domingo viajará a Eibar. Durante 15 días Podemos encenderá toda su maquinaria electoral para conseguir revertir los malos resultados que vaticinan las encuestas y poder ganarse un asiento en La Moncloa siendo la muleta de un futuro gobierno del PSOE. Según el último macrobarómetro del CIS, publicado esta semana, si se celebrasen los comicios ahora mismo Unidas Podemos lograría el 12,3 por ciento de los votos.

Ciudadanos abre la campaña desde «la España vacía»

Albert Rivera se apareció en Madrid, en tres dimensiones, mientras presentaba el cartel electoral en Pedraza (Segovia). La formación liberal quiso con este gesto simbolizar «la unión de dos mundos» y «mirar hacia el futuro», un mensaje que repitieron hasta la saciedad en la precampaña: «No queremos hablar ni de los huesos de Franco ni del aborto».

El líder liberal no estaba en Madrid, sino a unos 80 kilómetros, en el segoviano pueblo de Pedraza, junto a sus grandes fichajes Marcos de Quinto, Sara Giménez y Edmundo Bal. «No se puede tener un proyecto para España ignorando a la mitad de España», comenzó Rivera. «Da igual que vivas en un pueblo de 300 habitantes o en la capital de España», continuó, y prometió que si llega al gobierno, se esforzará por combatir los problemas reales de los españoles: la despoblación, la educación, la sanidad, las pensiones... «La España que mira al futuro no se pelea por el pasado ni los debates del siglo pasado», clamó, y concluyó reclamando el voto a su partido. «Vamos a votar, vamos Ciudadanos, ¡vamos España!»

Vox comienza en Colon arropado por sus militantes

Bajo la atenta mirada de la estatua de Blas de Lezo, en la Plaza de Colón, en Madrid, arrancó Vox la campaña electoral. El presidente del partido, Santiago Abascal, y su homóloga en Madrid, Rocío Monasterio, fueron arropados por decenas de banderas de España y de simpatizantes que se acercaron al centro de la capital a vitorear al que se ha configurado el líder más anti-Sánchez.

Emoción y entusiasmo entre los presentes, muchos de ellos jóvenes, que corearon «Yo soy español, español, español» antes de que Abascal diese por empezada una carrera hacia las generales del 28 de abril que durará 15 días. Mañana la formación pondra rumbo a Asturias donde, siguiendo con su dinámica de simbolismos, realizará una ofrenda floral ante la Virgen de Covadonga. Será en la Basílica donde, dice la historia, Don Pelayo comenzó la Reconquista de España. Vox no tiene nada que perder con unos sondeos que dan muy por sentada su entrada en el Congreso de los Diputados.