Pedro Sánchez, secretario general del PSOE
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE - EP
Elecciones Generales

Pedro Sánchez intenta explotar la fractura entre PP y Ciudadanos en la recta final de la campaña

«Si no son capaces de fiarse entre ellos como los españoles van a fiarse de estas dos derechas»

Sigue en directo la última hora de los resultados elecciones generales del 28A

MadridActualizado:

En el PSOE se considera que Pedro Sánchez salió vivo de los debates. Y aunque han sido pocas las encuestas o los opinadores que le han considerado ganador de los debates, en Moncloa están convencidos de que el balance global es positivo.

Ya desde que terminó el debate desde el equipo del presidente se empezó a trasladar la idea de que Sánchez pudo «ganar» el debate en términos de rentabilidad respecto a todo lo sucedido en los duelos televisivos.

Entienden en Moncloa que Pablo Iglesias pudo hacer «un buen debate» para sus electores indecisos. Pero no les preocupa porque entienden que en ningún caso el líder de Unidas Podemos entró en la batalla presidencial y que quedó claro que su única aspiración es «complementar» un Gobierno de Sánchez.

Eso precisamente le servirá para seguir apelando al voto útil como eje de sus últimos actos de campaña. «O concentramos todo el voto o igual el 29 nos llevamos las manos a la cabeza», ha dicho esta mañana Sánchez en una entrevista en RTVE.

La idea es simple: todo el que «rechace al trío de Colón» tiene que votar al PSOE. Sánchez insiste por eso en no querer hablar de un Gobierno en coalición con Podemos. Para no trasladar la idea de que da igual votar a uno u otro.

Pero de los debates, el elemento que más ha servido a los socialistas es que se haya visibilizado el choque entre PP y Ciudadanos. Ya que otorga sustento a su argumentario sobre «las primarias de la derecha».

Este choque, amplificado por el fichaje sorpresa de Ángel Garrido por Cs, lo va a utilizar Sánchez para presentarse como garante de estabilidad.

Sánchez ha dicho esta mañana que la derecha está «desconcertada», y que gobernar «es algo muy serio».

«Si no son capaces de gobernarse entre ellos difícilmente pueden aspirar a gobernar España. Si no son capaces de fiarse entre ellos como los españoles van a fiarse de estas dos derechas», ha dicho hoy en TVE.