Santiago Abascal, ayer en Palma de Mallorca
Santiago Abascal, ayer en Palma de Mallorca - EFE
Elecciones Generales

Un dirigente de Vox amenaza con cerrar La Sexta si llega a gobernar

Abascal desautoriza al vicepresidente de la formación y explica que solo cerrarán las televisiones regionales que «solo sirven para mantener los chiringuitos y la taifas»

Última hora de las elecciones generales, en directo: últimas noticias del 28A

Debate Tve en directo, sigue el pulso electoral

MadridActualizado:

En el mitin que Vox celebró ayer en Albacete, el encargado del programa económico de Vox y vicepresidente del partido, Víctor González Coello, dejó caer que el partido liderado por Santiago Abascal cerraría el canal de televisión La Sexta si llegan a gobernar. En concreto, lo hizo cuando presentó al candidato del partido por esta provincia, Rafael Sánchez Lomana. «Él trabajaba para un canal que cerraremos si gobernamos: La Sexta», confirmó.

Luego, Abascal tuvo que desdecir las polémicas declaraciones del vicepresidente del partido. «Víctor se vino arriba diciendo que ibamos a cerrar alguna tele...», aclaró el líder de Vox. Abascal explicó que el partido solo pretende cerrar la televisiones autonómicas que «sirven para mantener los chiringuitos y las taifas». Asimismo, el presidente de la formación dijo que sí se comprometen a revisar las licencias de concesióm y a analizar qué televisiones públicas y privadas han beneficiado «al golpe de Estado», en referencia al «procés».

En este contexto, González Coello también tuvo palabras para TV3, a la que se refirió como una de las entidades que «sobran» en España para así poder recortar astos superfluos. Lo hizo cuando defendió el programa económico del partido, el que defendió como «el mejor que ha habido en España en 40 años», y está basado en «la familia como principio».

«Por eso queremos que las rentas se queden en las familias y no en el Estado. Traemos la mayor rebaja de impuestos, somos los únicos que damos una solución a las pensiones sin subirlos, y esa solución es cerrar los chiringuitos», afirmó.

Vox no quiere 17 Parlamentos

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, defendió la recentralización de competencias y atacó al Estado de las autonomías, asegurando que sólo está sirviendo para «premiar a desleales y traidores».

El líder político sugirió aquí que «si basta con un Parlamento, no se necesitan 17» en el resto de comunidades autónomas, al tiempo que consideró que el Estado de las autonomías «es el Estado del bienestar de los partidos políticos» tradicionales. «Va en contra de la pluralidad y de la igualdad, sólo entrega prebendas y concesiones», criticó.

Pide el voto para su partido frente a los que «llaman a concentrar el voto en el centro, en la derecha o en la izquierda». En este punto, sugiere en referencia a PP y Cs que «quizá» tengan que alinearse con Vox y «ponerse al servicio de la unidad nacional».

Definde echar a un «okupa» de «una patada»

Abascal defendió sus políticas para conseguir una «inmigración ordenada» y propone modificar la normativa para poder echar a un okupa «de una patada» cuando entre a habitar una vivienda que no es suya. También centró parte de su discurso en criticar la ausencia de Vox de los debates electorales, donde su partido «tenía mucho que decir». Atacó de nuevo a la prensa, que está «estigmatizando» al electorado de Vox; y lamenta la «distorsión y manipulación» que a su juicio hacen PP y Cs del discurso de su partido. Tras acusar al resto de partidos de tener «pocos escrúpulos», avisa de que en estos días habrá «una campaña de cacería» contra Vox en la presentación de candidaturas municipales. «Buscarán en los currículums y los publicarán en los medios», afirmó