El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, votando el pasado domingo
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, votando el pasado domingo - SALVADOR SALAS

Elecciones en Andalucía 2018El centro derecha podría gobernar siete capitales extrapolando los datos de las elecciones andaluzas

Sólo en Cádiz el bloque de la izquierda se mantiene fuerte y hace inviable el pacto

MálagaActualizado:

No hay duda. El terremoto político vivido en Andalucía la noche del pasado domingo se estudiará en la historia de la comunidad. Como es normal, el pavoroso recorte de apoyos registrado por el PSOE en toda la región, la pérdida de sufragios de Partido Popular y Adelante Andalucía, junto a la inopinada irrupción de Vox y la mayor fragmentación de la representación en el Parlamento andaluz tendrán como primera consecuencia efectos en la gobernabilidad de Andalucía.

Pero hay más. Mucho más. Porque el vuelco en las voluntades de los votantes y la nueva correlación de fuerzas que sale del 2D puede tener también un reflejo importante en el intenso ciclo electoral que se avecina. De momento, nada se sabe en torno a las próximas elecciones generales.

Pero lo que sí es claro es que el último domingo del próximo mayo volveremos a votar. En este caso, a los alcaldes. Y también se constituirán las nuevas diputaciones provinciales. ¿Hasta qué punto puede trasladarse el movimiento sísmico de ayer a unos comicios locales? Como punto de partida, cualquier analista dirá pronto que se trata de elecciones distintas, con motivaciones de voto diferentes y en las que el peso político del candidato ofrece un plus imporante.

Sin quitar razón, en las últimas convocatorias electorales se está comprobando la trascendencia de la marca. No eran municipales, pero, ¿alguien conocía a los candidatos de Vox? De ahí que no resulte tan aventurado establecer algunas proyecciones de lo ocurrido el domingo. Y la principal es clara:si también se produjera en los Ayuntamientos la irrupción de Vox, salvo en Cádiz, la suma de apoyos del centro y la derecha suma para formar gobiernos en las capitales de provincia andaluzas.

En las elecciones autonómicas el PP ha logrado imponerse en cuatro capitales (Granada, Almería, Jaén y Córdoba); el PSOE, en tres (Sevilla, Málaga y Huelva) y Adelante Andalucía, en Cádiz. Actualmente, los socialistas gobiernan en Sevilla, Huelva, Córdoba y Granada —pero sólo en la capital onubense fueron la lista más votada en 2015—, mientras que los populares lo hacen en Málaga, Jaén y Almería. En Cádiz manda Por Cádiz Sí Se Puede (Podemos).

Sangría popular

La bajada de sufragios general registrada por el Partido Popular con respecto a los comicios de 2015 ha sido especialmente sangrante en Cádiz (-16.1%); Málaga (-15,7%) y Almería (-15%). Pero también baja el PSOE y sobre todo sube Ciudadanos. De forma especialmente significativa en ciudades como Córdoba y Cádiz (con más de un 12%) y también en Málaga, con algo más de un 11.

El menor incremento de la fuerza naranja, siempre tomando como referencia las pasadas elecciones municipales, lo ha tenido en Granada, donde comenzaron pactando dar la alcaldía al popular José Torres Hurtado para luego entregársela al PSOE cuando el primero fue detenido por varios casos de corrupción urbanística.

En las capitales de Málaga, Sevilla y Huelva se ha producido el «sorpasso» de Ciudadanos alPP

Al incremento de los de Rivera, además, se le añadiría la eventual entrada de Vox en los plenos municipales. No sería decisiva en Granada, donde el PP resiste mejor (baja un 8,4%) y podría sumar sólo con Cs. En el resto, y salvando Cádiz, donde la confluencia de la izquierda en torno a Podemos se mantiene muy fuerte, con más del 30% de los votos (y suma hasta un 48,2% de los sufragios con el PSOE), la fuerza de Santiago Abascal conseguiría una representación que podría darle la llave de la gobernabilidad. Vox ha sido más fuerte en Almería (15% de los votos) y menos en Cádiz (7,1%)

Ahora bien, ¿quién lideraría ese eventual bloque de centro-derecha? La correlación de fuerzas ha cambiado, de tal manera que ya no es siempre el PP la fuerza predominante. Sí en Granada, Jaén, Córdoba y Almería. Pero no en Málaga, Sevilla y Huelva, capitales en las que se ha producido el «sorpasso» de Ciudadanos, que podría aprovechar ese tirón a poco de acertar con sus candidatos.

En la capital hispalense prácticamente se produce un empate, pero en el caso malagueño, donde el cabeza de lista del 2D era el exseleccionador de baloncesto Javier Imbroda, han sido casi 3.000 votos los que le ha sacado Cs al PP.

De igual modo, el descenso en la confianza del PSOE en todos los ámbitos y el crecimiento de los nuevos partidos de centro derecha puede tener su efecto también en las diputaciones provinciales. «Se acabó el tiempo de las mayorías absolutas, pero comienza otro en el que al fin encontramos compañeros de camino», expresaba ayer a ABC un dirigente popular.,