Casi 3.000 personas han arropado a los líderes andaluces de Vox en Fibes - Rocío Ruz

Elecciones Andalucía 2018Vox en Andalucía: de un banco en el Altozano a Fibes

El partido que presenta al juez Serrano como candidato en las elecciones andaluzas casi ha conseguido llenar el palacio de congresos sevillano

SevillaActualizado:

Cerca de 3.000 personas han madrugado este domingo para asistir al mitin que ha ofrecido Vox en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes). No ha sido tan multitudinario como el de Vistalegre pero sí ha puesto tierra de por medio de aquella imagen de hace tres años, cuando el partido llevó a cabo un acto en la Plaza del Altozano, de la que tuvieron que salir corriendo tras recibir pedradas.

Un importante lleno que ha respaldado la presentación de Francisco Serrano, número uno de la lista al Parlamento andaluz por Sevilla, como candidato a la Presidencia de la Junta. Durante su intervención, el juez Serrano quiso ensalzar que su partido «no es de extrema derecha sino derecha de extrema necesidad», e incidió en la obligación de acabar con «40 años de expolio de partido socialista en Andalucía».

Sobre las elecciones autonómicas, Serrano ha asegurado que su partido está en contra de las autonomías pero que participan en la democracia para «luchar desde dentro y devolver al estado las competencias en Educación, Sanidad y Justicia». «Queremos una Andalucía que crea en otro tipo de política, no el de ahora del PSOE que se basa en el clienterismo y en mantener los 'chiringuitos' de la Junta», afirmó.

Durante todo el acto, los asistentes fueron muy participativos coreando frases como «Arriba España» o «Viva la resistencia», y especialmente sonoros fueron los aplausos cuando el candidato a las elecciones andaluzas se refería a la inmigración ilegal y a los «golpistas» como una lacra que atenta contra la unión del país.

El juez Serrano durante su intervención
El juez Serrano durante su intervención - Rocío Ruz

«No somos de ultraderecha»

El candidato de Vox en Andalucía fue suspendido y rehabilitado pues el poder judicial entendió que había actuado sin competencia y obviando las medidas familiares fijadas por un Juzgado de Violencia de Género. Precisamente, a esta situación se quiso referir Serrano ya que asegura que sus valores le han empujado a «dejar de ser profesional judicial», con la intención de usarlos para ganar una guerra a un «modelo de Estado intrusista».

Asimismo, en su discurso ha dedicado unas palabras contra el «invento perverso» del género, mientras que sobre la violencia machista el juez se ha mostrado a favor de perseguirlo «en su justa medida». «Hay que denunciar cuando se deba y no cuando convenga», dijo en referencia a las denuncias falsas.

Respecto a las voces que tachan a Vox de «fascista», Serrano quiso dejar claro que Vox no es un partido excluyente ya que cree en las mismas oportunidades para todos sin tener que estar enfrentados. «Estamos abiertos a homosexuales e inmigrantes, siempre y cuando se integren con los españoles y con nuestra forma de vivir».

Otro momento de gran exaltación por parte del público fue cuando cada cabeza de lista por Andalucía mencionaba alguna de las medidas que aparecen en el programa de Vox: el cierre de mezquitas fundamentalistas, fortalecer las fronteras o la protección de los toros y la Semana Santa, entre otras.

«El separatismo está en la Moncloa»

De otro lado, el presidente de Vox, Santiago Abascal, también quiso incidir en que su partido no es extremista sino que es la «verdadera derecha». De hecho, ha catalogado a los diputados del Partido Popular y Ciudadanos como «inútiles y cobardes que han dejado que España deje de estar unida mientras se arrugan en sus escaños». El dirigente de Vox también tuvo palabras para el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, por «estar en el cargo con el apoyo los independentistas», por lo que aseguró que el golpe de estado separatista ha pasado «del Palacio de laGeneralitat al Palacio de la Moncloa».

Abascal se mostró muy satisfecho de que, tanto en el Congreso de los Diputados como en los medios de comunicación, hablen del partido. «Parece que nos estudian como si hubieran descubierto una nueva especie. Han hecho caricaturas de nosotros, nos ridiculizan, pero llevan un mes entero hablando de nosotros sin darnos la mínima oportunidad de réplica», exclamó.

Sobre la Ley de Memoria Histórica, el presidente de Vox criticó la forma en la que se está abordando por parte de las administraciones, ya que, a su juicio, «impide que se pueda opinar del pasado con total libertad».

Entre los asistentes a esta cita se encontraba el torero Morante de La Puebla, mientras que Antonio del Castillo, padre de Marta del Castillo, no hizo acto de presencia.