«Scotty», el tiranosaurio rex más grande del mundo
«Scotty», el tiranosaurio rex más grande del mundo - Amanda Kelley

Con ustedes, el tiranosaurio rex más gigantesco jamás descubierto

El imponente «Scotty» medía 13 metros y pesaba casi 9 toneladas. Tuvo una vida larga y violenta

MadridActualizado:

Un grupo de paleontólogos de la Universidad de Alberta en Canadá ha identificado al mayor tiranosaurio rex jamás descubierto en el planeta. El impresionante ejemplar, que vivió hace 66 millones de años en lo que hoy es la provincia canadiense de Saskatchewan, medía 13 metros, una longitud superior a la de un camión rígido, y pesaba 8,8 toneladas. Sus restos, un esqueleto imponente y lleno de cicatrices, indican también que tuvo una vida inusualmente larga y muy violenta.

«Este es el rey de reyes», afirma Scott Persons, un paleontólogo de la Universidad de Michigan que ha dirigido el nuevo estudio sobre este dinosaurio, una vez formidable, apodado «Scotty». El nombre es debido a una botella de whisky que los científicos abrieron a modo de celebración la noche en que fue descubierto.

«Existe una variabilidad de tamaño considerable entre los tiranosaurios. Algunos individuos eran más espigados y otros más robustos. 'Scotty' ejemplifica a los robustos, un poco más pesado que otros especímenes de T. rex», señala el investigador.

Los huesos de las patas sugieren que el peso de «Scotty» cuando estaba vivo era de más de 8.800 kilogramos, lo que lo hace más grande que todos los demás dinosaurios carnívoros.

El esqueleto, descrito ahora en la revista «The Anatomical Record», fue descubierto por primera vez en 1991. Los huesos estaban encerrados en piedra arenisca y los investigadores emplearon más de una década en eliminarla. Solo recientemente, después de varios años más de armar la muestra como un rompecabezas, los científicos han podido estudiar realmente a «Scotty».

Larga vida al rey

El tamaño y el peso de este dinosaurio no son todo lo que lo distingue. El mega-rex canadiense también reclama un récord de senectud. «Scotty es el T. rex más viejo conocido», explicó Persons. «Con eso quiero decir que habría tenido la mayoría de las velas en su último pastel de cumpleaños -explica-. Puedes tener una idea de qué edad tiene un dinosaurio cortando sus huesos y estudiando sus patrones de crecimiento. 'Scotty' es todo un anciano».

Los tiranosaurios crecían rápido y morían jóvenes. «Scotty» dejó el mundo con unos 30 años. «Para los estándares de los tiranosaurios, tuvo una vida inusualmente larga. Y fue violenta», puntualiza Persons. Sus huesos revelan cicatrices de grandes lesiones, entre ellas costillas rotas, una mandíbula infectada y lo que puede ser una mordedura de otro T. rex en su cola: cicatrices de batalla de una larga vida.

«Creo que siempre habrá grandes descubrimientos por hacer», concluye el paleontólogo. «Pero a partir de ahora, este tiranosaurio en particular es el depredador terrestre más grande conocido por la ciencia».