Este pariente lejano de dinosaurios tenía el aspecto de una gran lagartija, y no el de un dinosaurio en miniatura
Este pariente lejano de dinosaurios tenía el aspecto de una gran lagartija, y no el de un dinosaurio en miniatura - Museo Argentino de Ciencias Naturales
NATURE

Una «gran lagartija» revoluciona la historia del origen de los dinosaurios

Han descubierto una nueva especie, llamada Teleocrater rhadinus, que es el eslabón perdido entre dinosaurios y el ancestro común que comparten con los cocodrilos

MADRIDActualizado:

Durante décadas la mayoría de los científicos ha supuesto que los primeros parientes de los dinosaurios tenían el aspecto de dinosaurios en miniatura, del tamaño de un pollo, y que caminaban sobre dos patas. Estas criaturas serían los primeros arcosaurios, un grupo de animales que se ramificó en dos grandes categorías: la rama de las aves (en la que primero aparecieron los dinosaurios y luego las pájaros propiamente dichos) y una rama de cocodrilos (en la que con el tiempo aparecieron efectivamente aligators y cocodrilos).

Este miércoles, una investigación publicada en Nature ha anunciado el hallazgo de una nueva especie de arcosaurio, llamada Teleocrater rhadinus, que puede cambiarlo todo. Su descubrimiento ha llenado un importante hueco en la historia de la evolución de los dinosaurios, porque se ha convertido en el primo más antiguo conocido de estas magníficas criaturas. Lo más interesante es que este pariente lejano tenía el aspecto de una gran lagartija, y no el de un dinosaurio en miniatura. Medía casi tres metros de largo, tenía un largo cuello y una larga cola y compartía muchos rasgos en común con los cocodrilos. Por eso, Teleocrater rhadinus cambia lo que se sabe sobre el origen de los dinosaurios.

Recreación del aspecto de la especie Teleocrater rhadinus
Recreación del aspecto de la especie Teleocrater rhadinus - Dr Richard Butler, Universidad de Birmingham

Esta especie vivió en el Triásico, hace más de 245 millones de años, y se cree que habitó en las actuales Rusia, India y Brasil. También se piensa que esta especie y otros parientes de los dinosaurios se extinguieron antes de que aparecieran estos.

Los primeros fósiles de esta especie fueron descubiertos en Tanzania en 1933 y fueron identificados en 1950. Pero no fue hasta 2015 cuando se descubrieron nuevos especímenes que han permitido situar e identificar a esta especie de arcosaurio.