Recreación de las naves MarCO CubeSats transmitiendo datos del aterrizaje de InSight de la NASA ingrensando en la atmósfera de Marte
Recreación de las naves MarCO CubeSats transmitiendo datos del aterrizaje de InSight de la NASA ingrensando en la atmósfera de Marte - NASA / JPL-Caltech

¿Cómo sabremos si InSight ha aterrizado en Marte?

El propio robot está preparado para mandar el mensaje «¡Lo logré!», mientras orbitadores y telescopios terrestres están pendientes de su llegada al planeta rojo

MadridActualizado:

El éxito de las misiones espaciales suele tener como banda sonora el estallido de alegría en la torre de control: vítores, risas y gritos indican que todo ha salido como se esperaba. Las imágenes suelen mostrar abrazos y manos levantadas, que suelen abrir los telediarios. Sin embargo, para llegar a esa fase, varios equipos en diferentes lugares, incluso desde el espacio, monitorizan a tiempo real cada uno de los movimientos de la misión en cuestión. Y esto no será diferente para el aterrizaje en Marte de InSight, que llegará al planeta rojo esta tarde sobre las 21 horas. Pero, ¿cómo sabrá la NASA lo que ocurre a 146 millones de kilómetros de distancia?

Como es lógico, el vehículo de aterrizaje InSight transmitirá señales de radio, llamadas «tonos», que llegarán a la Tierra y serán captadas por dos observatorios: el Green Bank de la National Science Foundation (en West Virginia, EE.UU.) y en Instituto Max Planck (en Effelsberg, Alemania). De ahí, viajarán hasta el control de la misión del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL) de la NASA (en Pasadena, California) y a los ingenieros de la compañía Lockheed Martin Space (en Denver).

Estos tonos producen el efecto Doppler, el mismo que ocurre cuando oímos una sirena que se acerca y luego se aleja después de pasar a nuestro lado, aumentando y después disminuyendo el tono del sonido. «Estas señales no revelan mucha información, pero los ingenieros de radio pueden rastrearlas y conocer eventos clave durante la entrada, descenso y aterrizaje del InSight», explican desde la NASA. Por ejemplo, cuando el módulo de aterrizaje despliegue el paracaídas, se producirá un cambio de velocidad que podrá ser detectado por los equipos de control gracias a estas señales.

InSight: «¡Lo logré!»

En el momento que InSight toque tierra, literalmente gritará un «¡Lo logré!» hacia la Tierra que repetirá más «fuerte» siete minutos después. El primer mensaje lo comunicará con una baliza que los radiotelescopios tratarán de detectar. La segunda vez enviará un «pitido» más intenso desde su antena de banda X más potente, que apuntará directamente a nuestro planeta.

Esta última señal incluye algo más de información, y solo se escuchará si la nave se encuentra en buenas condiciones. Esto quiere decir que si la NASA capta este segundo mensaje, probablemente el aterrizaje haya sido un éxito, aunque habrá que esperar algunas horas para saber si el módulo ha desplegado con éxito sus paneles solares.

Dos naves del tamaño de un maletín

Además de estas señales, equipos externos monitorizarán los pasos de InSight. Es el caso de dos naves espaciales del tamaño de un maletín que llevan acompañando a InSight desde el principio. Pertenecientes al tipo «CubeSats», las llamadas MarCO están siendo probadas por primera vez en esta misión para que documenten en tiempo real todo el proceso, incluyendo imágenes del InSight una vez haya llegado a suelo marciano.

«Si funcionan como se espera, esta pareja transmitirá toda la historia de la entrada, el descenso y el aterrizaje a medida que se desarrolla», afirman desde la NASA.

Recreación del aterrizaje del módulo de la misión InSight - NASA / JPL-Caltech

La MRO, la «caja negra» de la misión

La Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), una nave de reconocimiento lanzada en 2005, también contribuirá en esta fase enviando datos sobre el descenso del InSight. Sobre la media noche española, la MRO debería poder reconstruir la grabación del aterrizaje de la misión InSight.

«La grabación de MRO es similar a la caja negra de un avión, lo que significa que también podría ser importante si InSight no aterriza con éxito», señalan desde NASA.

2001 Mars Odyssey, la vieja amiga de la NASA

La nave espacial más longeva de la NASA en Marte también transmitirá datos después de que InSight haya tocado tierra. Odyssey transmitirá toda la historia del descenso, así como un par de imágenes. También será la encargada de confirmar que se han desplegado los paneles solares, que son básicos para la supervivencia de la nave durante los próximos dos años (y que deben estar perfectamente desplegados). Estos datos llegarán a la Tierra sobre las 03.30 de la madrugada del martes.

Otras naves que ayudarán a InSight después

La Odyssey, junto con la MRO, se comunicarán durante la misión de exploración del interior de Marte con el robot InSight para transmitir sus datos a la Tierra. De igual manera, la nave Maven, que explora la desaparición de la atmósfera marciana, y el Trace Gas Orbiter de la Agencia Espacial Europea ayudará a InSight con el mismo cometido: revelar a los ingenieros y científicos terrestres los misterios del interior del planeta rojo.