Vídeo: Los misterios de la estrella Tabby - ESO/L. Calçada

¿Por qué astrónomos de todo el mundo vigilan la «estrella de la megaestructura alienígena»?

Todo lo que sabemos y no sabemos sobre Tabby, la estrella cuyo brillo desconcierta a los científicos

MADRIDActualizado:

La estrella KIC8462852, también conocida como la «estrella de la megaestructura alienígena» o la estrella de Tabby, en honor a su descubridora, la astrónoma Tabetha Boyajian, es una de las más misteriosas del Universo. Se hizo mundialmente famosa en septiembre de 2015, cuando un grupo de astrónomos anunció una serie de extraños descensos en su brillo que no seguían ningún patrón aparente, con un comportamiento que nunca antes se había observado en una estrella. Aquellos eventos quedaron registrados en 2011 y 2013, por parte del telescopio espacial Kepler, que explora el cielo en busca de cambios de brillo provocados por exoplanetas que pasan delante de las estrellas.

Al principio, los astrónomos sugirieron que este misterioso fenómeno de oscurecimiento podía estar causado por el paso, por delante de la estrella, de una nube de cometas gigantes, una gran acumulación de polvo o los restos dejados por la colisión entre dos planetas. En una entrevista, un astrónomo aventuró la poco plausible hipótesis de que la luz de Tabby estuviera siendo alterada por una esfera de Dyson, una megaestructura construida por una civilización alienígena avanzada. Aunque todos los científicos apostaron por explicaciones naturales, lo cierto es que esta idea no podía descartarse, y KIC8462852 se convirtió en los medios en la estrella de la megaestructura alienígena.

La calma volvió meses después del anuncio de Boyajian y de que se propusieran una buena cantidad de hipótesis, posibles, pero nunca del todo satisfactorias. Por eso, astrónomos de todo el mundo se prepararon para el próximo oscurecimiento. Toda una red de telescopios de tamaño intermedio quedó lista para usar sus instrumentos más avanzados.

Alerta internacional

Recientemente, una alerta internacional les convocó para apuntar sus instrumentos hacia Tabby. El motivo fue la detección de un nuevo oscurecimiento de su luz, por primera vez desde la importante caída de 2013. La estrella dio algunas señales de que algo extraño estaba ocurriendo en abril y, entre la segunda y la tercera semana de mayo, los científicos constataron un oscurecimiento del 2 al 3 por ciento de su luz. Finalmente, astrónomos de todo el mundo han podido vigilar la estrella mientras estaba sufriendo uno de sus desconcertantes oscurecimientos.

Posible explicación del brillo de Tabby: la destrucción de un planeta
Posible explicación del brillo de Tabby: la destrucción de un planeta - NASA/JPL-Caltech

Después de esa caída, el brillo de la estrella sufrió subidas y bajadas durante unos diez días más. ¿Quizás algún tipo de cola estaba siguiendo a un objeto más masivo?

A continuación, Tabby volvió a la calma. Pero 700 días después sufrió una bajada de brillo más leve, que se extendió durante tres meses.

Para añadir más leña al fuego, otros investigadores midieron la luz de la estrella y concluyeron que Tabby se ha oscurecido un 3 por ciento en los últimos cuatro años. Entonces, ¿qué se puede concluir?

«Esta estructura de subidas y bajadas es muy extraña, y resulta muy difícil de explicar», ha reconocido Fernando Ballesteros, investigador en el Observatorio Astronómico de Valencia, quien recientemente ha publicado en la web ArXiv un borrador de artículo que espera publicar en Monthly Notices of The Royal Astronomical Society. Por eso, cree que cualquier explicación que se de sobre ella será rara, puesto que su comportamiento también lo es.

¿Un planeta Júpiter con anillos?

Una amplia «fauna» de objetos podría ser la explicación al extraño patrón de brillo de la estrella de Tabby. Pero Ballesteros ha propuesto un modelo que podría ser compatible con la última caída de brillo experimentada por la estrella.

«Nuestra propuesta es que un planeta tipo Júpiter muy joven, "hinchado", que estuviera rodeado por un sistema de anillos descomunal, podría ser la causa de esos oscurecimientos», ha explicado el astrónomo. Este sistema de anillos mediría cinco veces más que el ancho de la propia estrella, con unas dimensiones que serían compatibles a anillos que se han propuesto en el entorno de otros planetas. Aparte de esto, un sistema de asteroides troyanos, como los que siguen a Júpiter en su órbita, serían los responsables del segundo oscurecimiento captado en Tabby.

Los astrónomos han predicho que, si esta fuera la explicación, el próximo oscurecimiento debería ocurrir en 2021. Si antes de eso, la estrella vuelve a oscurecerse, esta hipótesis quedaría descartada.

¿Y qué hay de los alienígenas?

Por lo que sabemos, delante de Tabby podría haber un enjambre de asteroides, una flota de naves espaciales o una inmensa nube de moscas. Es mucho más improbable que las dos últimas explicaciones sean las correctas (sobre todo la última), pero aún así la idea de los extraterrestres catapultó a Tabby hacia la categoría de las estrellas más famosas.

La idea la lanzó por primera vez Jason Wright, un joven investigador de la Pennsylvania State University, cuando en una entrevista sugirió la hipótesis de que una colosal estructura alienígena, de tipo esfera de Dyson, podría ser una explicación para el brillo de Tabby. Aunque luego denunció la repercusión exagerada que tuvo esta idea, esta propuesta se propagó por internet más allá de su control.

Ningún científico ha considerado la hipótesis de la estructrua alienígena como la más plausible, y de hecho todas las propuestas para explicar lo que pasa en KIC8462852 hablan de opciones naturales. Pero, por si acaso, el Instituto de Búsqueda de Vida Extraterrestre (SETI) ya apuntó sus radiotelescopios a la estrella en busca de señales de radio procedentes de civilizaciones alienígenas. Por suerte o desgracia, no encontró nada.

Hasta que no se obtengan más resultados sobre la luz de Tabby, no se podrá descartar esta exótica explicación. Lo que está claro, es que si los astrónomos tienen éxito en resolver el misterio de Tabby, descubrirán nueva e interesante física, o algo aún más revolucionario.