A. De Antonio/De San Bernardo
MBFWM. Otoño-invierno 2016/17

La bodega sensual y brillante de Duyos

Con más de media hora de retraso dio comienzo el desfile de Juan Duyos. Un mini-incendio en una de las pasarelas fue el culpable del caos

MADRIDActualizado:

La buena puesta en escena del diseñador madrileño siempre es un añadido a sus muchas cualidades sobre la pasarela, en esta ocasión cuatro puertas daban entrada a las modelos. Además de la buena música que acompañó a sus propuestas.

Su inspiración han sido los vinos manchegos, vinos únicos como son las mujeres en las que piensa el diseñador. En palabras del diseñador en el backstage, «en los buenos momentos de la vida siempre hay una botella de vino que los acompaña».

Y buenos momentos son los que nos brindó el diseñador. De sus robustas manos han salido prendas delicadas y coloridas en extremo, pues el color es uno de los elementos que nunca falta, al igual que los buenos tejidos. Mucha artesanía y mucha sensibilidad, iluminadas con brillos y pailletes. Armando en exceso sus propuestas con grandes lazos, como milojas, con muchas capas.

En Manada Luparia, nombre de la colección, los brillos vienen desde los pies, en los zapatos con múltiples cristales bordados que ha realizado la firma Custom & Chic en exclusiva para él.

El desfile, que estaba previsto para las 17.00 horas de la tarde, comenzó con media hora de retraso tras desatarse un pequeño incendio que obligó a desalojar la pasarela.