Diez campos de golf para jugar una vez en la vida

Clubes exóticos en todo el mundo para combinar paisajes alucinantes con campos muy especiales

Actualizado:

¿Qué golfista de pro no tiene marcados en su agenda los campos que ya ha jugado y los que le gustaría conocer? En la pasada edición de Fitur asistimos a presentaciones de campos que, inmediatamente, se han convertido en una obsesión. Clubes para jugar, al menos, una vez en la vida.

1. Jamaica

The White Witch (Montego Bay). Es un espectacular diseño de Von Hagge que cuenta con 16 hoyos con vistas al Caribe. Es uno de los doce campos con los que cuenta una isla en la que el golf es una más de sus diversiones.

2. Panamá

Summit Golf Club (Ciudad de Panamá). El segundo campo más veterano del país (1930) está situado cerca de la capital y del famoso canal, lo que le otorga una gran tranquilidad y posibilidad de turismo. Su exuberante vegetación tropical le da un toque muy particular a la experiencia.

3. Escocia

Carnoustie Golf Links (Carnoustie). La vuelta del Open Británico en julio es un motivo perfecto para acudir al links más septentrional de los que acogen el torneo más antiguo del mundo. Inaugurado en 1842, ha acogido siete ediciones previamente y está considerado el más difícil de todos.

4. Sudáfrica

Gary Player Country Club (Sun City). El genio sudafricano dio su nombre a uno de los campos de este complejo vacacional rodeado de casinos, hoteles, parques naturales y todo tipo de atracciones. El recorrido de alta competición recibe cada año el Nedbank Golf Challenge, el penúltimo torneo de las Rolex Series del European Tour.

5. Islandia

Vestman Island Golf Course (Vestmannaeyjar). Jugar en un volcan con la brisa del Ártico es una sensación muy difícil de describir. Este campo de 1936 tiene una zona plana y otra más escarpada de mayor dificultad, pero todo se compensa con la posibilidad de jugar el golf de medianoche.

6. Japón

Kasumigaseki Country Club (Tokio). Aunque es uno de los clubes más elitistas del imperio del sol naciente, el hecho de albergar la competición olímpica dentro de dos años hace que merezca la pena la visita. Fundado en 1929, ya recibió la Copa del Mundo del 57 y cuatro abiertos nacionales.

7. Portugal

Troia Golf (Setúbal). En la isla del mismo nombre, a la que se accede por ferry desde la histórica Setúbal, se encuentra un paraíso de tranquilidad y naturaleza. El campo tipo links de Trent Jones se amolda al entorno y está rodeado por escasas, pero exquisitas construcciones. Las cercanas ruinas romanas le dan otro plus de interés a la zona.

8. Tailandia

Mission Hills Golf Resort (Puket). Es uno de los doscientos campos del país y cumple con todos los requisitos que se esperan de un gran club: instalaciones impecables y el toque original que supone tener caddies femeninas.

9. Turquía

Carya Golf Club (Belek). En la zona turística de Antalia están apostando firmemente por este deporte y este club es un claro ejemplo. Aunque de estilo inglés, es un par 72 muy moderno (2008).

10. India

Bangalore Golf Club (Bangalore). Se trata del campo más antiguo del mundo fuera de las islas británicas (1872) y está situado al sur del país. Conserva su diseño flanqueado por árboles y su par 70 tiene todo el encanto de la tradición.