Se vendieron 400,2 millones de terminales
Se vendieron 400,2 millones de terminales - INES BAUCELLS

El mercado de los smartphones sufre su mayor caída histórica

El último trimestre de 2017 las ventas globales de teléfonos inteligentes sufrieron un descenso del 9 por ciento

MADRIDActualizado:

El último trimestre de 2017 fue un año histórico para la venta de smartphones, aunque de forma negativa: el mercado mundial descendió un 9 por ciento, según un estudio de Los datos de Strategy Analytics recogido por The Guardian. En concreto, los datos muestran que los envíos globales de teléfonos inteligentes se contrajeron de 438,7 millones a 400,2 millones, comparado con el mismo trimestre del año anterior.

Incluso las ventas del «todopoderoso» Apple y su iPhone disminuyeron un 1 por ciento, apoyando la teoría de que los usuarios se aferran a sus terminales durante más tiempo. La caída ha sido compensada por la compañía de Cupertino con el aumento del precio de sus terminales, sobretodo del iPhone X, que fue lanzado en noviembre del pasado año a un precio que ronda los 1.000 euros (aunque los expertos apuntan a una caída de las ventas desde principios de 2018).

Colapso del mercado de China

Linda Sui, directora de Strategy Analytics, ha afirmado: «Se trata de la mayor caída anual en la historia de smartphones. La contracción en los envíos mundiales de teléfonos inteligentes fue causada por un colapso en el enorme mercado de China, donde la demanda cayó un 16 por ciento anual».

Por su parte, el director ejecutivo de la compañía, Neil Mawston, ha destacado que «los volúmenes globales de iPhone han disminuido de manera anual durante cinco de los últimos ocho trimestres». «Si Apple quiere expandir los volúmenes de envío en el futuro, tendrá que lanzar una nueva ola de iPhones más baratos y comenzar a empujar hacia abajo, no hacia arriba, la curva de precios», ha agregado.

Consumidores más exigentes

A pesar de la contracción en el último trimestre, el mercado entero cruzó 1.500 millones de smartphones vendidos por primera vez en 2017, un 1,3 por ciento más. Sin embargo, está muy lejos del aumento interanual de 158 y 12,3 por ciento registrado en 2015 y aún menor que el aumento de 48 y 3,3 por ciento en 2016.

Esto es debido a la saturación de móviles de los países desarrollados y las exigencias de los compradores primerizos, que están más informados acerca de la calidad de los dispositivos que adquieren.