Tecnologia - Telefonía

Más problemas para Samsung: los nuevos Note 7 pierden autonomía

Consumidores coreanos muestran sus quejas por nuevos problemas técnicos en los terminales de reemplazo

Peatones pasan delante de la tienda Samsung Experience Store en Londres, Reino Unido
Peatones pasan delante de la tienda Samsung Experience Store en Londres, Reino Unido - EFE

Si las cosas pintaban mal cuando se empezaron a dar los primeros casos de fallos técnicos del teléfono móvil inteligente Galaxy Note 7, a Samsung se le acumulan los problemas. Usuarios de Corea del Sur han mostrado quejas en los dispositivos de reemplazo que la firma surcoreana decidió sustituirlos lo antes posible para evitar casos de deflagraciones y explosiones.

Según informa «The Wall Street Journal», ya se han reportado casos de propietarios de los equipos de reemplazo de este modelo de dispositivo móvil que se sobrecalientan y pierden rápidamente autonomía, una situación que puede complicar aún más la recuperación de la firma surcoreana e incrementar las pérdidas económicas.

Desde que se sustituyeran las primeras unidades desde hace una semana por las ya revisadas y comprobadas, no han hecho más que aparecer nuevas quejas de usuarios en torno a las baterías de repuesto del Galaxy Note 7. La compañía ha reconocido que algunos consumidores se han quejado de los teléfonos de recambio, cuyo diseño, al igual que otros modelos existentes en el mercado, contienen baterías no extraibles.

Hasta el momento, las denuncias se han registrado únicamente en Corea del Sur. La compañía no ha adelantado casos similares en otros países. Samsung no ha confirmado el número de casos registrados, pero estas nuevas quejas podrían socavar la confianza en la empresa. Sin ir más lejos, «Bloomberg» apunta incluso a un caso de Note 7 revisado incendiado en China.

Reemplazados más de la mitad

Más de la mitad de los propietarios de la Note 7 de Samsung han cambiado ya sus terminales por otras nuevas en Corea del Sur, ocho días después de que el gigante de la electrónica comenzara la llamada a revisión en todo el mundo tras varios casos de ignición. El número de usuarios que han recibido ya un nuevo teléfono superaba los 200.000 el sábado, según las cifras oficiales.

De los más de 2,5 millones de Note 7 comercializados en todo el mundo desde el pasado 19 de agosto, unos 400.000 se vendieron en Corea del Sur, sede de Samsung, y un millón en EE.UU. Mientras que en Corea del Sur y España se empezaron a intercambiar las antiguas terminales el pasado 19 de septiembre, en México y otros países de América Latina los clientes tendrán que esperar hasta el día 30.

A través de la llamada a revisión, los usuarios del Note 7 tienen la opción de recibir un teléfono nuevo del mismo modelo y color a cambio de su antigua terminal o solicitar el reembolso del importe, algo que solo han hecho el 5% en Corea del Sur, según las cifras obtenidas por la agencia Yonhap. Los nuevos Galaxy Note 7 que se están entregando a los consumidores tienen el indicador de la batería en color verde para diferenciarse de la primera versión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios